(Ampliación) El BCE mantiene los tipos de interés en el 4%

Actualizado 05/07/2007 16:00:43 CET

Los expertos prevén que el organismo aplique una nueva subida en septiembre y que los tipos finalicen el año en el 4,5%

FRANKFURT (ALEMANIA), 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 4% después de haber aplicado en el mes de junio una subida de un cuarto de punto que situó el precio del dinero en el nivel más alto desde agosto de 2001, informó hoy la institución.

El consenso de los analistas ya había descontado esta decisión, que se produce en un contexto de vigoroso crecimiento económico en la zona euro y de contención de la inflación, que sigue por debajo del objetivo oficial del BCE, situado en el 2%.

Los expertos señalan que la autoridad monetaria podría realizar más incrementos a lo largo del año en función de la evolución de los indicadores macroeconómicos de la eurozona. El presidente del organismo, Jean Claude Trichet, comparecerá a las 14.30 horas para explicar los motivos de la decisión y para dar orientaciones acerca de futuros movimientos en el precio del dinero.

Además de elevar el precio del dinero, el BCE ha incrementado un cuarto de punto, hasta el 3%, la facilidad de depósito, que marca la remuneración del dinero, así como la facilidad marginal de crédito, que establece el tipo al que presta dinero a los bancos europeos, y que queda situada en el 5%.

PRÓXIMA SUBIDA EN SEPTIEMBRE

Los analistas prevén que el BCE aplique dos subidas de tipos hasta finales de año para dejar el precio del dinero en el 4,5%, y concretamente, pronostican que el próximo aumento, hasta el 4,25%, se registre en septiembre.

Según explica American Express Funds en un informe, "los tipos de interés en Europa seguirán subiendo" en función del escenario macroeconómico, que por el momento, mantiene perspectivas favorables.

Desde el Servicio de Estudios de Caja Madrid, las previsiones coinciden con el consenso del mercado y anticipan que en el transcurso del año el BCE podría elevar los tipos hasta el 4,5%.

Sin embargo, los expertos no descartan que si se produce un aumento de la inflación, el BCE no vaya más allá de la subida de septiembre y deje los tipos en el 4,25%.

EVOLUCIÓN POSITIVA DE CRECIMIENTO E INFLACIÓN

En cualquier caso, la evolución de la política monetaria de la UE dependerá de la evolución de los indicadores macroeconómicos de la eurozona, que por el momento, están siendo bastante optimistas.

Según el avance preliminar publicado por la agencia oficial de estadística comunitaria, Eurostat, la inflación se mantuvo en junio en el 1,9% interanual, por debajo del 2%, objetivo oficial del BCE.

Además, el Producto Interior Bruto (PIB) del primer trimestre avanzó un 3% en tasa interanual.

Por su parte, la Comisión Europea manifestó ayer su optimismo sobre la evolución de la economía de la eurozona en su informe trimestral, en el que consideró que las perspectivas de crecimiento para 2007 siguen siendo "brillantes", aunque alertó de que la inflación podría repuntar durante la segunda mitad del año y señaló riesgos en la evolución de la economía norteamericana y en el impacto de la situación geopolítica en los precios del petróleo.

La Comisión mantiene su previsión de que la tasa interanual de crecimiento se situará a final del año en el 2,6% y destaca que la inflación permanece estable, aunque en los próximos meses "se incrementarán los riesgos al alza" y podría acabar a finales de año en torno al 2,1% sobre todo por las subidas salariales en países como Alemania.

RALENTIZACIÓN ESTADOUNIDENSE

Uno de los riesgos que pesan sobre la evolución de la economía comunitaria es la ralentización estadounidense, que cada vez se hace más evidente debido al enfriamiento del mercado de la vivienda.

El Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU aumentó un 0,7% en el primer trimestre de 2007, su menor ritmo en cuatro años, según los datos definitivos publicados la pasada semana por el Departamento de Comercio estadounidense.

El dato supone una severa ralentización respecto al último trimestre de 2006, cuando el PIB aumentó a un ritmo del 2,5%, y se sitúa por debajo de la previsión del 0,8% realizada por los analistas, aunque mejoró en la misma proporción el dato preliminar avanzado el pasado 31 de mayo, del 0,6%.

Por otro lado, se está produciendo un repunte de la inflación, lo que da poco margen a la Fed para bajar los tipos y dar un respiro a la economía norteamericana.

Según las últimas estimaciones, la inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos frescos y energía, se situó en el 2,4% en el primer trimestre, por encima de las previsiones y seis décimas superior al 1,8% registrado en el cuarto trimestre de 2006

La Reserva Federal, al contrario que el BCE, sigue con su política monetaria restrictiva y mantuvo los tipos de interés en el 5,25% en su última reunión, celebrada la pasada semana.

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra (BoE) decidió en su reunión de hoy aplicar una subida en los tipos de interés para dejarlos en el 5,75%, tras haberlos mantenido estables durante el mes de junio, anunció hoy la institución en un comunicado.

La institución ha subido el precio del dinero en cinco ocasiones desde agosto de 2006 para contener las presiones inflacionistas y el 'boom' inmobiliario.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies