El FMI pide a China que reduzca sus objetivos de crecimiento para 2015 y prosiga con las reformas

Actualizado 05/06/2014 12:14:10 CET

El Fondo reclama a las autoridades un crecimiento menos dependiente del crédito y la inversión

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pedido al Gobierno de China que reduzca su objetivo de crecimiento para 2015 a alrededor del 7%, frente al 7,5% previsto para este año, para poder continuar con las reformas que permitan la transición hacia una senda de crecimiento "sostenible".

Tras dos semanas en el país, la misión del Fondo reconoce la "voluntad y la capacidad" de las autoridades chinas para llevar a cabo "reformas difíciles", pero ahora es "clave" seguir adelante con ellas para alejarse de una economía basada en el crédito y la inversión y lograr unos mayores ingresos y una mejor calidad de vida en el futuro.

El FMI prevé que China crezca alrededor del 7,5% en 2015, ya que la mejor perspectiva de la economía global debería apoyar las exportaciones en la segundo mitad del año. Además, esto compensará la lenta demanda doméstica que, en parte, refleja una "bienvenida moderación" del crecimiento del crédito y la inversión.

Sin embargo, advierte de que, aunque la perspectiva en el corto plazo está afianzada y en línea con los objetivos del Gobierno, coincide en general con las autoridades chinas en las "vulnerabilidades y desafíos subyacentes" que, a menos que se hagan frente, amenazan el crecimiento sostenido en el medio y largo plazo.

DEMASIADO CRÉDITO E INVERSIÓN.

El FMI recalca que desde la crisis, la actividad ha sido "demasiado dependiente" del crédito y la inversión, incluido el sector inmobiliario, algo que no es sostenible y provoca cada vez más vulnerabilidades.

En este sentido, reconoce las medidas adoptadas el pasado año por las autoridades para hacerles frente, pero insiste en que los riesgos siguen aumentando por un crecimiento impulsado por el crédito y el Gobierno debe tener como "máxima prioridad" continuar con los esfuerzos para reducir vulnerabilidades.

La institución destaca la "ambiciosa y amplia" agenda de reformas aprobada el pasado noviembre, que una vez implementada ayudará a que China logre un crecimiento sostenible más amplio y continúe su convergencia hacia una economía de mayores ingresos. "El desafío ahora es trasladarla a medidas y políticas específicas e implementarlas", agrega.

"Encontrar la mezcla adecuada entre las restricciones para hacer frente a los riesgos, evitando una caída demasiado fuerte del crecimiento, será un reto. Creemos que las vulnerabilidades han aumentado hasta el punto de que contenerlas debería ser una prioridad, por lo que los estímulos sólo deberían ser aplicados si el crecimiento cae significativamente por debajo del objetivo de este año", insiste.

Entre las prioridades identificadas por el FMI, se encuentran reformas fiscales, especialmente aquellas destinadas a fortalecer las finanzas de los gobiernos locales para alinear mejor sus ingresos y sus gastos y mejorar la gestión.

La política fiscal también debería ayudar a proteger el medio ambiente y promover un crecimiento "eficiente e inclusivo", dependiendo menos las elevadas contribuciones sociales y más de los impuestos sobre la renta, ampliando el IVA a los servicios e implementado impuestos a las propiedades.

Asimismo, la institución dirigida por Christine Lagarde también considera "crítico" seguir con la reformas del sector financiero para reducir las vulnerabilidades y promover la creación de empleo, la inversión y el crecimiento.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies