Mediapro saca a subasta esta semana los derechos de emisión de la Fórmula 1 en España durante cinco años

Actualizado 22/10/2007 15:37:22 CET

Roures dice que las familias pueden ahorrarse 500 euros al año explotando ellos fútbol en pago por TDT "a 12 partidos por 12 euros"

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El socio consejero de Mediapro Jaume Roures anunció hoy que su compañía sacará a subasta esta semana los derechos de emisión del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 durante cinco años, a partir de la temporada 2009/2010 y hasta 2013, sobre los que ya hay "dos grandes actores del sector interesados". Además, respecto al conflicto por la emisión de la Liga de Fútbol, apuntó que "se resolverá en los tribunales y tardará años", pero a partir de la temporada que viene, cuando Mediapro tendrá los derechos de Real Madrid, Barcelona y Espanyol, éstos se explotarán de "forma diferente".

En su intervención en el Foro de la Nueva Economía, Roures adelantó que su compañía buscará "explotar todas las ventanas de emisión" de la competición, para lo que ha convocado este concurso, al que concurrirá "todo el mundo" y para el que ya hay dos grandes actores interesados, que eludio citar.

La competición echó ayer el cierre de la temporada con victoria del finlandés de Ferrari, Kimi Raikkonen, ante más de 9 millones de españoles que siguieron la carrera en Telecinco, que emitirá también el próximo campeonato del mundo el año que viene.

Para Roures, el seguimiento de la competición ha mantenido su crecimiento y mejorado el suelo de audiencia, y no depende sólo del éxito de Fernando Alonso, bicampeón mundial, sino que por detrás "vienen jóvenes pilotos que pueden ser sorpresas agradables". Además, el año que viene se disputará una segunda carrera en España, el Gran Premio de Valencia, que será "lo más espectacular que se ha visto", lo que a su juicio apoya buenas audiencias de espectadores en España.

El directivo de Mediapro, compañía accionista de La Sexta, no reveló los nombres de las televisiones mejor posicionadas, sino que expresó su intención de vender todas las posibilidades de explotación, que incluyan Internet y televisión para móviles. En el mismo sentido se expresó en torno a la explotación del fútbol español, ámbito en el que expuso otras posibilidades, como la emisión en cines, la comercialización en bares, o el pago por visión a través de Televisión Digital Terrestre (TDT), pero avanzó que "el año que viene cambiará la explotación" de la Liga.

En cuanto al conflicto que su compañía mantiene con Sogecable por la emisión de partidos de Liga, Roures señaló que, en todo caso, la "gestión el año que viene será diferente". A este respecto, indicó que las diferencias entre ambas compañías se resolverán en los tribunales, pero "no será este año ni el que viene", porque el litigio se puede ver ampliado cada jornada con las demandas de las partes y además se deberán escuchar como implicados a los clubes de fútbol.

"Pero nuestro horizonte es que el próximo mes de mayo se acaba la Liga y desde entonces pasaremos a tener los derechos de Real Madrid, Barcelona y Espanyol, además de otro club, lo que supone un cambio cualitativo", aseguró Roures, que adelantó que controlarán 12 clubes y entonces "todo será diferente". Para el año siguiente, su compañía tiene contratos con 38 de los 40 clubes de primera y segunda división. "No nos vamos a dejar atropellar por nadie, aunque sea por dignidad personal y profesional", adelantó.

UN AHORRO DE 500 EUROS POR FAMILIA.

En ese escenario en el que su compañía se asegurase la explotación de los derechos de la Liga de fútbol, la perspectiva sería "diferente", según Roures, a través principalmente de las ventas de pago por visión. "Comprar un partido hoy cuesta 12 euros, y nosotros podemos dar por 12 euros 12 partidos", dijo, a través de un sistema "más intuitivo" de compra sin necesidad de darse de alta en un operador de ADSL, cable o de satélite, sino comprando individualmente los encuentros a través de un canal de Televisión Digital Terrestre.

Mediapro ya ha ensayado con éxito este sistema, que se paga mediante el teléfono móvil, activado con un mensaje de texto, en uno de los proyectos piloto de TDT que se llevan a cabo en este momento en España. Según el dirigente de Mediapro, esto permitiría a las familias ahorrarse al año hasta 500 euros en concepto de cuota de alta por otros servicios ajenos a lo futbolístico.

Además, esta novedad permitiría solucionar otro de los problemas del sector televisivo en la era digital, que, según dijo, no es sostenible sólo con la venta de espacios publicitarios, por lo que es necesario "introducir el pago".

Por otra parte, vincular el despegue de la nueva tecnología en los hogares españoles al fútbol es una garantía de éxito en la transición, que, de lo contrario, no se podrá culminar con éxito en 2010, fecha del 'apagón analógico'. A su juicio, en España "no va a haber" apagón en 2010 porque "va con retraso" la implantación en los hogares de la nueva tecnología, y recordó que países como Italia o Gran Bretaña han retrasado la fecha prevista hasta 2012.

'PÚBLICO', EN LÍNEA CON LOS OBJETIVOS.

Preguntado por los objetivos de ventas de 'Público', diario del que es promotor directo, Roures explicó que las ventas directas en el quiosco desde el nacimiento del periódico hace menos de un mes (26 de septiembre) ascienden en la actualidad a 50.000 ejemplares, en línea con el objetivo del primer año, según se establece en el plan de negocio, a cinco años. "Somos conscientes de que vamos a bajar una temporada, pero tenemos mucha ilusión y estamos tranquilos", apuntó.

Las previsiones registran un aumento de objetivos de 10.000 ejemplares anuales durante tres años, exclusivamente referidos a número de ventas en el quiosco.

JESÚS DE POLANCO "NO SE LANZARÍA AL MONTE".

El responsable de Mediapro dedicó también gran parte de su intervención a las acusaciones cruzadas durante la 'guerra del fútbol' y defendió la solvencia financiera de su compañía, apoyada por compañías como el gigante de la publicidad WPP, y socios financieros como Torreal. Asimismo, cargó contra el Grupo Prisa (que controla Sogecable) por informaciones aparecidas en los medios de su grupo con el objetivo de "una destrucción" personal y del grupo.

Roures se defendió de ataques de "académicos de la hipocresía" en referencia a Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa y académico de la Lengua, y le recordó que él mismo elogió a responsables políticos que luego ha criticado, como el ex secretario de Estado de Comunicación, Miguel Barroso, al que calificó de "pacificador digital y persona abierta al diálogo" cuando abandonó el cargo. En este mismo sentido, negó ser ningún "visitador de la Moncloa" y se lamentó de los intentos "de escarbar en los curículum" de las personas del grupo para atacarlas y de la "actitud violenta" del grupo.

Sin embargo, sí se mostró convencido de que, si Jesús de Polanco, ex presidente de Prisa fallecido el mes pasado, "continuara entre nosotros, difícilmente se lanzaría al monte" de esa manera, porque siempre se caracterizó "por ser un hombre de diálogo".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies