Unas 500 mujeres de trabajadores de Delphi se concentran contra el cierre y reparten lazos amarillos

Actualizado 19/03/2007 14:07:45 CET

CÁDIZ, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 500 mujeres de los trabajadores afectados por el anuncio de cierre de la planta de Delphi en Puerto Real (Cádiz) se concentraron hoy en los actos del Día de la Provincia entregando lazos amarillos y colocándolos en las camisas y chaquetas de los presentes, estando primero presentes en la ofrenda floral al monumento de la Constitución de 1812 y posteriormente en la puerta de la Diputación Provincial, donde se celebró un Pleno extraordinario que contó con la presencia del presidente de la Junta, Manuel Chaves.

Una representación de las mujeres acudió con los representantes de las instituciones durante el acto de la ofrenda floral, organizado por el Ayuntamiento de Cádiz. Mientras, en la plaza de España se concentraron las mujeres y familiares de los trabajadores de Delphi con pancartas con el lema: 'Las mujeres con los trabajadores de Delphi' y con gritos como 'Queremos que se cumpla la Constitución', 'Dónde nos metemos, somos 5.000' o 'Chaves no te rías de la Bahía'.

Posteriormente, se trasladaron a la puerta de la Diputación a la espera de que llegara Chaves al acto previsto del Día de la Provincia. Un acto al que también asistió la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que entró en el Palacio Provincial por la puerta de atrás, en la que no se encontraban las mujeres de los trabajadores. No obstante, el presidente de la Junta sí entró por la puerta prevista y conversó con diferentes mujeres que estaban con las pancartas antes de entrar en la Diputación.

Antes, pasaron por allí el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso (IU), que manifestó que los organismos representados en los actos "tienen la suficiente percepción como para que reaccionen en función de lo que están planteando los trabajadores y no caigan en algún error que empiezo a atisbar".

En este sentido, indicó que "me da la impresión de que se quiere trasladar el centro de negociación del conflicto a Madrid a instancias sindicales y políticas, al margen de la gente de Bahía, para quitarle tensión, favorecer la desactivación y llegar a acuerdos absolutamente inadmisibles por el conjunto de los trabajadores". Así, añadió que "me da la sensación de que la idea es desactivar el conflicto, desmovilizarlo y dar tiempo para que las soluciones que luego se arbitren no sean la de la fábrica abierta en pleno".

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, manifestó que "es perfectamente comprensible que los trabajadores de Delphi manifiesten su punto de vista, que coincide con el planteamiento que está haciendo la Junta y el Gobierno de la nación", ya que reiteró que "no vamos a permitir que Delphi se vaya por las buenas y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos colaborando con los trabajadores en el mantenimiento de la actividad industrial".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies