Bruselas aboga por "medidas más ambiciosas" para disuadir del uso del coche en las ciudades

 

Bruselas aboga por "medidas más ambiciosas" para disuadir del uso del coche en las ciudades

Actualizado 22/06/2006 22:14:21 CET

Revisará en 2008 la directiva de peajes para añadir en el cálculo de las tarifas los costes medioambientales

BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea adoptó hoy las orientaciones sobre el futuro de la política de transportes comunitaria en las que aboga por "medidas más ambiciosas" para disuadir del uso del coche en las ciudades, y anuncia una revisión de la normativa europea sobre peajes en 2008 para incluir también en el cálculo de las tarifas los costes medioambientales.

Los tres ejes centrales de la nueva política consisten en fomentar los intercambios entre los diferentes modos de transporte para reducir el coste energético y la contaminación, aumentando el papel del ferrocarril y la navegación; apostar por las energías verdes, como el biofuel; y favorecer los sistemas de transporte inteligentes que usen las tecnologías más recientes, como la radionavegación por satélite.

Por lo que se refiere al transporte en las ciudades, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario y responsable de Transportes, Jacques Barrot, destacó que la movilidad se está convirtiendo en un "problema cotidiano" para los ciudadanos. Reconoció que la iniciativa corresponde a las ciudades aunque insistió en que Bruselas puede jugar un papel "incitador" para ayudar a las autoridades locales a hacer frente a congestiones, polución o accidentes.

El documento recuerda que algunas ciudades, como Londres o Estocolmo, ya han establecido un sistema de peajes para reducir el uso del coche, y defiende que la UE puede jugar un papel en el intercambio de experiencias sobre la tarificación de las infraestructuras urbanas. Por todo ello, el Ejecutivo comunitario presentará en 2007 un Libro Verde de debate sobre el transporte urbano cuyo objetivo será estudiar el valor añadido de una intervención europea en estas cuestiones.

Barrot también avanzó su intención de proponer en 2008 una metodología "universal, transparente y comprensible" para añadir los costes medioambientales al cálculo de los peajes, tal y como establece la directiva sobre tarificación de infraestructuras que se aprobó recientemente. Reconoció que no será fácil que lo acepten los "países periféricos" como España, los más perjudicados por tener que pagar más por atravesar el centro de Europa.

El Ejecutivo comunitario aboga por reforzar la red ferroviaria europea a través de la liberalización, que concluirá en 2007 para las mercancías y en 2010 para los pasajeros si se acepta la propuesta de Bruselas. También reclama más inversión en las infraestructuras, una mayor innovación tecnológica, y el refuerzo de la interoperabilidad de los equipos. Anuncia que en 2007 se lanzará la política europea de puertos, que contribuirá a desarrollar las autopistas del mar y las redes fluviales.

Las nuevas orientaciones insisten también en la necesidad de intensificar la seguridad y redoblar las medidas para cumplir el objetivo de reducir a la mitad el número de muertos en las carreteras entre 2001 y 2010. A partir de 2007 se organizará un día europeo sobre la seguridad en la carretera para sensibilizar a la población. Asimismo, habrá nuevas iniciativas para reforzar los derechos de los pasajeros, especialmente en el trasporte en autocar, y para las personas de movilidad reducida.

La Comisión propondrá también el año que viene un plan de acción en materia de de logística para crear mejores sinergias entre el transporte por carretera, el marítimo, el ferroviario y la navegación interior. Se pretende dar a las empresas una ventaja competitiva y reducir el impacto medioambiental.

Por otro lado, se presta especial atención a los sistemas de transporte inteligentes. El objetivo es extender a barcos, camiones y coches los sofisticados instrumentos de comunicación y de navegación de los aviones. La gestión en tiempo real de los flujos circulatorios permitiría, según Bruselas, mejorar la calidad del medio ambiente y la seguridad. El sistema de radionavegación por satélite Galileo jugará un "papel clave" en este sentido.

Los transportes representan el 30% del consumo total de energía y el 71% del consumo total del petróleo en la UE. Para reducir la dependencia en un contexto de altos precios, el Ejecutivo comunitario presentará en 2007 un plan tecnológico estratégico sobre energía, y en 2009 un programa sobre vehículos de propulsión ecológica.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies