El comité de Delphi dice que nunca ha habido actos vandálicos y que no piden nada desorbitado

Actualizado 26/06/2007 15:21:40 CET

PUERTO REAL (CÁDIZ), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del comité de empresa de Delphi en Puerto Real (Cádiz), Antonio Pina, afirmó hoy que en la factoría "no hay actos vandálicos y nunca lo habrá porque las instalaciones es patrimonio nuestro", así como que las pretensiones que tienen con respecto a las indemnizaciones "no son desorbitadas".

En declaraciones a Europa Press, Pina, tras la acusación de Delphi Automotive Systems España (DASE) de que se habían producido actos vandálicos en Puerto Real, manifestó que "nunca habrá actos vandálicos porque es patrimonio nuestro y lo vamos a seguir protegiendo". Asimismo, manifestó que "no vamos a entrar en la provocación que esta compañía ha querido desde el primer día".

El representante de los trabajadores afirmó que "sí es verdad que hay personas que han sufrido daños físicos, concretamente dos compañeros que han tenido infartos de miocardio y que están a la espera de un trasplante".

En este sentido, señaló que "quien está provocando esa ansiedad y esa fatiga es esta compañía y eso sí son hechos consumados y constatables", por lo que "si hay alguien que hace algo vandálico es esta empresa".

En cuanto a las indemnizaciones, cuya petición fue calificada por la empresa como una pretensión "desorbitada", Pina señaló que "sería conveniente decir que no son tan desorbitadas, porque hay que recordar que esta empresa a sus 100 directivos más cualificados le ofreció 130 millones de euros". Así, se preguntó "si es desorbitada o no haciendo la comparación con 1.600 trabajadores y la cantidad de familias que dejan detrás".

El presidente del comité de empresa recordó que "lo que le pedimos es que al igual que en Estados Unidos el sindicato mayoritario tienen medio solventado el capítulo once, sena capaces en este país de poner sobre la mesa algo que a todas las partes nos valga".

Finalmente, alertó de que el próximo 1 de julio puede ser "un punto de inflexión", ya que "es donde podemos empezar a tener dificultades para realizar nuestro cobros". Por ello, pidió a la Junta de Andalucía, "que fue la que se comprometió con el colectivo de trabajadores para darnos una salida", a que "presione al máximo a la compañía para que sea capaz de sentarse a dialogar con nosotros con cuestiones serias", porque "lo que no podemos tener es unos meses de julio y agosto calientes".

Europa Press Comunicados Empresas