Dos de cada diez automóviles eludieron pasar la ITV en 2005, según Faconauto

 

Dos de cada diez automóviles eludieron pasar la ITV en 2005, según Faconauto

Actualizado 22/06/2006 12:58:11 CET

La organización pide que los 3.500 concesionarios españoles puedan prestar el servicio de inspección

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2,4 millones de automóviles no cumplieron su obligación de pasar el pasado año la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), lo que supone el 21% de los vehículos que tenían que pasar dicha inspección, según un estudio de la Federación de Asociaciones Concesionarios de Automoción (Faconauto) hecho público hoy.

Según Faconauto, estos datos evidencian la "ineficacia" del modelo actual de ITV y los perjuicios derivados para el cliente final. Asimismo, el estudio de la organización revela la existencia de diferencias significativas entre distintas comunidades autónomas en cuestiones como el grado de cumplimiento, el número de inspecciones fallidas, los precios y el tamaño de los centros.

Por lo que respecta al grado de cumplimiento, en 36,6% de los automóviles evita pasar esta inspección den Baleares, mientras que en Aragón la proporción se limita al 0,2% de los vehículos.

Además de Baleares, las regiones en las que más se elude pasar el control son Madrid, donde el 31,1% de los vehículos no pasa la ITV, Comunidad Valenciana (25,9%), Andalucía (24,9%), Cataluña (24,1%), Canarias (23%), Galicia (21,9%) y Extremadura (21,2%).

Por su parte, las regiones con mayor grado de cumplimiento son, además de Aragón, Castilla-La Mancha, donde sólo el 0,7% de los coches no pasa la inspección, Navarra (2,7%), País Vasco (4,7%), Castilla y León (8,1%), Asturias (9,6%), Murcia (9,9%) y Cantabria (18%). En La Rioja se da la circunstancia de que en 2005 se realizaron más inspecciones de las previstas.

UN 20% DE VEHICULOS RECHAZADOS

Por otra parte, el 20% de los vehículos que acudieron el pasado año a pasar la ITV fueron rechazados por incumplir alguno de los requisitos establecidos. En este caso, la mayor proporción de rechazos corresponde a Asturias con un 42,5%, seguida de Galicia(29,2%), Baleares (25,4%) y Andalucía (22,7%).

Por detrás se sitúan Canarias, con un 22,6% de automóviles rechazados, ligeramente por encima de Madrid (22,3%), Castilla y León (20,5%), y Extremadura (20,3%). Por el contrario, las comunidades que registraron un menor porcentaje de rechazo fueron Cataluña (19,8%), Aragón (18,1%), Castilla-La Mancha (16,8%), País Vasco (16,2%), Navarra (16%), La Rioja (15%), Comunidad Valenciana (14%) y, finalmente, Murcia (8,9%).

Faconauto considera además que el sistema actual de ITV no cumple con su finalidad de garantizar la seguridad vial, puesto que el plazo para que el vehículo rechazado subsane el defecto asciende a quince días, período en el que el automóvil circula sin las condiciones de seguridad preceptivas.

DIFERENCIAS DE PRECIOS.

El estudio de la patronal de los concesionarios pone de manifiesto la existencia de diferencias de precios de hasta el 43% en la ITV entre diferentes comunidades autónomas, situándose la Comunidad Valenciana como la más cara y Extremadura como la más barata. Para Faconauto, estas diferencias demuestran que el mercado de ITV está intervenido, porque es la comunidad autónoma, y no la interacción entre la oferta y la demanda, la que determina el precio.

Finalmente, el informe destaca la diferencia de uniformidad en cuanto al tamaño de los centros de inspección y las líneas existentes en cada uno de ellos, pues mientras la media es de 2,5 líneas por centro, Madrid dispone de 3,6 líneas por centro, frente a 3,3 de la Comunidad Valenciana o 3,1 de Galicia. La menor proporción es para Ceuta, con una línea por centro, La Rioja (1,8) y Aragón (1,9).

PARTICIPACION DE LOS CONCESIONARIOS.

Tras el estudio de este informe, la organización pide que se facilite la entrada de los 3.500 concesionarios existentes en España como proveedores del servicio de inspección técnica de vehículos, con el fin de triplicar la calidad actual y garantizar una mayor eficacia.

En este sentido, Faconauto defiende la aplicación de un modelo mixto como el alemán, con una estricta separación entre inspecciones y funciones de reparación, de forma que la ITV sea realizada por peritos independientes que verifiquen el estado del vehículo, mientras que la reparación correría a cargo de entidades privadas o instalaciones certificadas, es decir, concesionarios y talleres.

Según la patronal de los concesionarios, la implantación de este modelo aportaría ventajas al usuario, ya que se mejora la comodidad y la seguridad, así como la calidad de las inspecciones, todo ello con precios homogéneos y con reparaciones 'in situ' e inmediatas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies