General Motors reduce sus pérdidas un 94% y anuncia más recortes de plantilla, también en Europa

Actualizado 07/11/2008 19:26:00 CET

DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo automovilístico estadounidense General Motors registró unas pérdidas netas de 2.500 millones de dólares (1.970 millones de euros) en el tercer trimestre del año, lo que supone reducir en un 94% los números rojos de 42.500 millones de dólares (33.460 millones de euros) registrados en el mismo período de 2007. La empresa llevará a cabo nuevos recortes de empleo en 2009 que afectarán a Europa.

No obstante, los resultados del pasado año recogían una carga extraordinaria de 38.300 millones de dólares (30.150 millones de euros) correspondiente a la actualización de créditos fiscales. Al descontar todos los elementos no recurrentes, las pérdidas trimestrales se elevan a 4.200 millones de dólares (3.300 millones de euros), un 162,5% más que en 2007. La cifra de negocio bajó un 13,2%, hasta 37.900 millones de dólares (29.842 millones de euros).

Ante la volatilidad de los mercados financieros, el endurecimiento de las condiciones crediticias y la mínima confianza del consumidor, General Motors anunció que adoptará una serie de medidas para recortar sus costes y para elevar su liquidez hasta 20.000 millones de dólares (15.570 millones de euros), avanzó el presidente de la corporación, Rick Wagoner.

Entre las medidas adicionales, figuran nuevos ajustes de plantilla que afectarán a Europa occidental. La multinacional dispone de una planta en Figueruelas (Zaragoza), que produce los modelos Corsa y Meriva y que está inmersa en un ERE temporal que afectará a unos 600 trabajadores durante un año, sobre una plantilla de 7.500 empleados.

'NUMEROS ROJOS' EN EUROPA.

General Motors Europe perdió 1.000 millones de dólares (787 millones de euros) en el trimestre, multiplicando por tres el resultado negativo del mismo período de 2007, mientras que sus ingresos se redujeron un 15%, hasta 4.800 millones de dólares (3.780 millones de euros) debido a la caída de las ventas de entre el 10% y el 35% en países como España.

Los beneficios de General Motors Europe se vieron afectados por esta caída de las ventas, por la repercusión negativa de los precios y por el efecto negativo derivado del tipo de cambio de divisas, especialmente por la debilidad de la libra esterlina.

Ante del deterioro de la situación económica y de sus resultados, General Motors anunció una serie de medidas para elevar su liquidez, como nuevos ajustes de empleo, principalmente en Estados Unidos y Canadá, a través de despidos si fuera necesario. "El recorte de costes laborales también se conseguirá en Europa occidental en 2009, como parte de las iniciativas globales de ahorro", explica el grupo.

DESINVERSIONES.

Otras de las nuevas medidas anunciadas por el 'gigante' de Detroit son la venta de activos, en especial de la marca Hummer, de la filial de recambios AC Delco y de las instalaciones de Estrasburgo (Francia), que aportarán a la empresa entre 2.000 y 4.000 millones de dólares (entre 1.575 y 3.150 millones de euros).

Las inversiones orgánicas se reducirán en 2.500 millones de dólares (1.970 millones de euros) el próximo año, aunque los programas para el desarrollo de productos "clave" se mantienen. Otros ajustes en Norteamérica aportarán 1.500 millones de dólares (1.180 millones de euros) y las reducciones de personal generarán un ahorro adicional de 500 millones de dólares (394 millones de euros).

La multinacional explica que, además de la implementación de estas medidas, se requiere el apoyo del Gobierno estadounidense para asegurar la supervivencia de la industria automovilística del país, dado que existe una necesidad inmediata de fondos ante la actual situación de crisis que impacta sobre la industria, los consumidores, los concesionarios, los proveedores y los fabricantes.

"Estas duras acciones, muy difíciles de adoptar, demuestran nuestro compromiso y determinación de emerger como una compañía más fuerte y más competitiva", explicó Richard Wagoner. No obstante, la empresa admite que el éxito de su estrategia depende de factores externos, entre ellos la mejora de las condiciones económicas y la recuperación de las ventas, especialmente en Norteamérica y Europa occidental.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies