El Gobierno aragonés no está preocupado por la tardanza en la adjudicación del Opel Meriva

Actualizado 27/01/2006 15:00:12 CET

ZARAGOZA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los rumores que puedan generarse por el retraso de General Motors en dar a conocer cuál será la planta que fabrique la segunda generación del Opel Meriva "no deben preocuparnos", señaló hoy el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Eduardo Bandrés, en una comparecencia ante los medios de comunicación.

En este sentido, aseguró que el Ejecutivo autónomo no dispone de información diferente a la que tenía a finales de año, cuando el presidente de GM Europe, Carl Peter Forster, adelantó que la decisión de la multinacional se conocería a principios del mes de enero.

Este retraso "no lo interpreto de forma negativa", confesó Bandrés, pero "tampoco le doy un sentido positivo", matizó. Simplemente, se está a la espera de que General Motors se pronuncie al respecto y se conozca finalmente si la planta zaragozana de Figueruelas retendrá la producción del Meriva o, por el contrario, se termina deslocalizando el modelo a la factoría polaca de Gliwice.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies