Harley-Davidson reduce un 66% su beneficio en el semestre y prevé recortar 1.000 empleos adicionales

Actualizado 16/07/2009 16:02:53 CET

MILWAUKEE (ESTADOS UNIDOS), 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El fabricante estadounidense de motocicletas Harley-Davidson registró un beneficio neto de 137,09 millones de dólares (97,9 millones de euros al cambio actual) durante el primer semestre del año, lo que representa una reducción del 66% en comparación con el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa, que prevé recortar 1.000 puestos de trabajo adicionales en el país.

La firma explicó que esta reducción de su resultado neto durante los seis primeros meses del año es consecuencia de la caída de las ventas de motocicletas experimentada en este periodo, que se situó en el 12,7%, hasta alcanzar 132.849 unidades.

Asimismo, Harley-Davidson resaltó que esta reducción de sus ventas y de sus resultados correspondientes al primer semestre del año se deben al plan de disminución de sus ventas, con el fin de amoldarse a la demanda del mercado.

La facturación de la multinacional estadounidense se situó en 2.444 millones de dólares (1.745 millones de euros) entre enero y junio del presente ejercicio, lo que se traduce en una reducción del 15% respecto a la cifra de negocio del primer semestre de 2008.

Durante el segundo trimestre de 2009, la firma con sede en Milwaukee (Wisconsin) registró un beneficio neto de 19,7 millones de dólares (14,07 millones de euros), lo que representa un fuerte descenso del 91% en comparación con los datos del mismo periodo del año anterior. Entre abril y junio la empresa facturó 1.153 millones de dólares (823 millones de euros), un 26,6% menos.

RECORTE DE PLANTILLA.

Por otro lado, la corporación estadounidense, con el fin de adaptarse a la reducción de sus ventas, tiene previsto realizar un recorte adicional de empleo en Estados Unidos, que contempla la salida de 1.000 trabajadores que se suman a los entre 1.400 y 1.500 trabajadores por horas con los que la compañía iba a dejar de contar entre 2009 y 2010.

Al mismo tiempo, y como consecuencia de la caída de sus ventas en todo el mundo, la empresa ha rebajado su previsión de matriculaciones, que ha pasado a situarse entre 212.000 y 228.000 unidades para el cierre del año frente a la anterior estimación de entre 264.000 y 278.000 unidades, lo que supone una disminución de entre el 25% y el 30% en comparación con los datos de 2008.

El presidente de la compañía, Keith Wandell, en el cargo desde el pasado 1 de mayo, señaló que Harley-Davidson continúa llevando a cabo "estas difíciles acciones" para afrontar los retos a los que se enfrenta en la actualidad y para asegurar la continuidad de la empresa a largo plazo.

"Estamos convencidos de hacer todo lo necesario para permitir a Harley-Davidson operar como una empresa y un empleador competitivo durante un largo periodo", finalizó el máximo responsable de la empresa.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies