La planta de Figueruelas de General Motors inicia la fabricación del nuevo modelo del Corsa

Actualizado 31/07/2006 13:55:01 CET

ZARAGOZA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La planta de Figueruelas ha comenzado hoy la fabricación del nuevo Opel Corsa, la cuarta generación de este modelo, para el que ha sido necesario el trabajo del Centro de Desarrollo Técnico de Ruesseslsheim, tanto para su fabricación en Zaragoza como en la localidad alemana de Eisenach.

El fabricante de automóviles General Motors ha invertido 550 millones de euros en su planta de Figueruelas en los dos últimos años para la introducción del nuevo Opel Corsa. Según el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Sánchez, se prevé una producción de "1.100 coches al día", por tanto, las expectativas "son buenas, el modelo tiene una línea agresiva y va a gustar".

La de Figueruelas es la más grande de las fábricas que posee la compañía en Europa, con una producción anual de 400.000 vehículos y con una plantilla de 7.500 trabajadores. La instalación fue inaugurada en 1982 y en la actualidad se encarga de la fabricación de los Opel Corsa y Meriva.

Para poder acometer la producción del Corsa, la planta de Figueruelas ha tenido que ser modernizada. Así, se han instalado dos nuevas prensas LPP (Large Progressive Press) que permiten estampar piezas de acero de alta resistencia.

Asimismo, el centro cuenta con una nueva planta de pintura, que cumple con todas las exigencias medioambientales y que posee dos líneas para el fosfatado, pintado por cataforesis y para la aplicación del PVC para los bajos del vehículo.

El primer fabricante de automóviles del mundo también ha introducido modificaciones en el proceso de ensamblaje, con el fin de mejorar la productividad y la seguridad, así como la calidad y el tiempo de producción. Por ello, la instalación de los parabrisas y la luneta trasera la acometerán unos robots.

Figueruelas ha sido equipada, a su vez, con nuevos sistemas de alineación de la dirección y para el ajuste de los faros, así como con sistemas de comprobación mediante ultrasonidos de los puntos de soldadura de las carrocerías.

"Las últimas inversiones en Zaragoza ponen de manifiesto que nuestra única fábrica en España continúa siendo uno de los pilares más fuertes de nuestra red de instalaciones de manufactura en General Motors Europa", indicó el presidente del grupo en Europa, Carl Peter Forster.

La compañía ha invertido, entre 2001 y 2005, cerca de 14.000 millones de euros en Europa occidental, con el fin de modernizar las instalaciones, así como a la investigación y al desarrollo.

Europa Press Comunicados Empresas