El presidente de Renault pide una extinción "gradual" de las ayudas a la compra de automóviles

Actualizado 10/06/2009 20:35:01 CET

PARIS, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del constructor automovilístico Renault, Carlos Ghosn, puso hoy de relieve que el mercado europeo "no se porta muy mal", debido esencialmente a las ayudas para incentivar la demanda puestas en marcha por diferentes gobiernos, entre ellos el francés y el español.

No obstante, advirtió de que el fin de estas primas para fomentar la compra de vehículos podría tener efectos en la recuperación económica y, por tanto, pidió que la extinción de las ayudas se haga "de forma un poco gradual".

"Poco a poco los países van a salir, espero de manera un poco gradual", dijo durante su intervención ante la comisión de Asuntos económicos de la Asamblea nacional francesa.

En todo caso, para el presidente de Renault esta salida tendría que hacerse de la manera más "suave" posible y los constructores deberían "ayudar a los gobiernos a encontrar las mejores soluciones".

En el caso francés, las ayudas, que estarán en vigor hasta finales de 2009, son de 1.000 euros para quienes adquieran un vehículo que emita menos de 160 gramos de CO2 por kilómetro y lleven su coche viejo al desguace.

La medida ha permitido que las ventas del sector repunten en marzo un 8,3% y un 11,9% en mayo pero los constructores temen que a principios de 2010 se vuelvan a hundir las ventas.

En cuanto a la producción, Ghosn reafirmó que no tenía "ninguna intención" de cerrar fábricas en Francia y que el grupo del rombo seguiría adaptándolas y acondicionándolas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies