El presidente de la Xunta de Galicia considera a Citröen un "buque insignia de Galicia"

Actualizado 28/12/2006 18:33:11 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, mantuvo hoy que la planta de Citroën de Vigo constituye un "buque insignia de Galicia" que es necesario "seguir fortaleciendo" y, por ello, instó a abandonar el "tremendismo permanente" generado por acontecimientos como la renuncia del hasta ahora director, el gallego Javier Riera, y su relevo por un dirigente francés.

Touriño cuestionó "cuántas veces se dudó en diferentes crisis y reajustes" de la viabilidad de la factoría viguesa y, tras apelar a "tener memoria", aseguró que, pese contratiempos, la evolución de la factoría prueba que "lo que pasó es que Citroën se convirtió en un centro de referencia mundial altamente competitivo".

En consecuencia, subrayó que "el futuro por el que se apuesta es ése" y se mostró convencido de que tiene posibilidades. "Pido prudencia en la responsabilidad, pero también confiar en nuestras propias posibilidades", subrayó, tras lo que destacó que el sector ha sido capaz de crear en Galicia un clúster de la automoción que ha creado puestos de trabajo y riqueza.

Por todo, sentenció que los actuales "no son tiempos peores" y confirmó su "apoyo pleno" a la dirección para "fortalecer mediante el diálogo" tanto el que calificó de "buque insignia de Galicia" como el sector de la automoción en su conjunto. "No sigamos con el tremendismo permanente", reiteró.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies