Sarkozy anuncia un 'Plan Prever' con ayudas de mil euros para incentivar la demanda de coches

Actualizado 04/12/2008 16:26:34 CET

PARIS, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció hoy un plan para incentivar la venta de coches que prevé una ayuda de 1.000 euros para quienes quieran comprar un utilitario nuevo que emita menos de 160 gramos de CO2 por Kilómetro y lleven el suyo al desguace si tiene más de diez años. La medida forma parte de toda una batería de medidas que supondrán del orden de 26.000 millones de euros para relanzar la economía francesa.

El mandatario galo destacó durante la presentación del plan lo "prioritario" de atender las necesidades del sector del automóvil, que da empleo al 10% de la población activa en Francia y es, junto a la construcción, el que se encuentra en el "epicentro" de la actual crisis financiera.

Así, el objetivo de la prima anunciada hoy es en primer lugar el de dar salida a los stocks para poder reanudar la producción e incitar a los franceses a renovar su coche. También se desbloqueará el crédito para la compra, abriendo en los organismos de crédito de los constructores una línea de financiación de 1.000 millones que contará con la garantía del Estado.

"Dado que la única firma que cuenta hoy es la del Estado, el Estado debe firmar y dar su garantía para que la economía se financie", presumió Sarkozy. Y para ayudar a las empresas que dependen del sector del automóvil se creará un fondo de reestructuración dotado al mismo tiempo por constructores y por el Estado a través de un fondo estratégico de inversión ya creado.

Sarkozy justificó estas medidas para evitar que la industria automovilística francesa se sitúe en desventaja respecto a su competencia norteamericana, pero también advirtió seriamente a los constructores automovilísticos de que el Estado no apoyará a quienes deslocalicen su producción en el extranjero y que no permitirá el desmantelamiento del tejido industrial francés.

"El Estado está dispuesto a hacer todo por salvar al sector del automóvil, pero no estoy de acuerdo en ayudar a las empresas con el dinero público si éstas siguen deslocalizando sus actividades en el extranjero", avisó. "No habrá salvamento ni en el sector del automóvil ni en otros sin contrapartidas", continuó.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies