Trabajadores de Renault (Sevilla) paran una hora por el accidente mortal de un compañero

Actualizado 04/08/2006 18:47:41 CET

La empresa para la que trabajaba el fallecido estaba subcontratada por otra que a su vez había sido subcontratada por Ferrovial

SEVILLA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la factoría de Renault en San Jerónimo, en Sevilla, realizaron hoy un paro de una hora como acto de repulsa por el accidente laboral registrado ayer en las instalaciones, donde un trabajador de 48 años de edad falleció tras ser aplastado al golpearse y quedar atrapado con una viga mientras realizaba trabajos en el techo de una de las naves de la factoría.

En ese sentido, fuentes del comité de empresa de Renault indicaron a Europa Press que este operario, perteneciente a una subcontrata de Fasa Renault, Idemo XXI, "era un experto trabajando con ese tipo de maquinaria y en altura".

Para el comité de empresa, se trata de un accidente "lamentable e incomprensible", tras lo que apuntaron que por el momento se desconocen las causas del accidente "aunque los técnicos barajan, entre las primeras hipótesis, que se produjera un posible despiste del operario, debido a que es difícil que estas máquinas fallen, aunque, por otro lado, era una persona experimentada en este tipo de trabajos". "De todas formas, debemos analizar primero si falló o no la máquina y después ver si hubo fallo humano", agregó.

Las fuentes indicaron que actualmente existen unas 200 personas trabajando en la factoría de Renault, donde la producción está parada por vacaciones, de forma que de esos 200 trabajadores, 150 pertenecen a empresas subcontratadas y 50 son técnicos e ingenieros encargados de coordinar los trabajos de la subcontrata.

Explicaron que la empresa subcontratada, para la que trabajaba el fallecido, Idemo XXI, se dedica al manejo e instalación de tuberías de PVC y estaba trabajando para Atil Cobra, que a su vez es una subcontrata de Ferrovial, empresa con la que Renault había suscrito el acuerdo para efectuar los trabajos.

El operario fallecido estaba colocando colectores de aguas por el interior de una nave de almacén cerca del techo de la misma, que formaban parte de una red de recogida de aguas fluviales mediante depósitos para que el agua recogida se utilizara para el riego o la red contra incendios.

Para efectuar esa tarea, el trabajador estaba subido a una canastilla de una carretilla elevadora aunque se desconocen los motivos por los que quedó aprisionado a una viga y falleciera.

El fallecido, natural de la provincia de Sevilla, tenía 48 años, estaba casado y tenía un hijo de dos años. El suceso se produjo ayer sobre las 17.26 horas cuando este trabajador estaba operando sobre una plataforma móvil conectada a una máquina elevadora a cierta altura que por alguna razón se movió, por lo que el operario se golpeó y resultó atrapado con una viga o cercha, lo que le provocó la muerte por aplastamiento.

Se da la circunstancia de que el compañero que lo acompañaba en ese momento y con el que estaba como pareja de trabajo era su cuñado, que fue el encargado de avisar a los servicios de emergencias sanitarias y a los bomberos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies