UGT y CC.OO. creen que la caída de la producción automovilística es puntual y no debe afectar al empleo

Actualizado 27/01/2006 13:29:31 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras consideran que la caída de la producción automovilística registrada en 2005 obedece a factores coyunturales y no debe repercutir en el empleo del sector, puesto que las empresas disponen de "suficientes" mecanismos de flexibilidad para afrontar este tipo de situaciones.

El secretario federal de Automoción de MCA-UGT, Antonio Ruiz Ocaña, indicó a Europa Press que el descenso de la producción en 2005 "no pilla a nadie por sorpresa", y añadió que los problemas registrados en plantas como las de Renault en Valladolid, Volkswagen en Navarra o Seat en Barcelona son "puntuales".

Según Ruiz Ocaña, la caída de la producción no debe afectar a las empresas porque para ello existen acuerdos de flexibilidad. Además, el responsable de UGT avanzó que a partir de la segunda mitad de 2006 puede darse un relanzamiento de la producción, una vez superados los problemas de mercado de países como Francia o Alemania.

En la misma línea, el secretario de Comunicación de la Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras, Agustín Pérez del Castillo, dijo a Europa Press que la caída de la producción no tiene que ir relacionada con el empleo pues, en su opinión, se trata de un "momento coyuntural".

Pérez del Castillo afirmó que deben "ponerse las pilas" los sindicatos y, sobre todo, las empresas, a las que instó de abandonar las propuestas de mayor flexibilidad, más jornada y menos salario para sustituirlas por una estrategia encaminada a reducir los costes de transporte, energías o materias primas. En este sentido, recordó que los gastos laborales representan sólo entre el 7% y el 8% del coste de un vehículo y pidió a los fabricantes un mayor esfuerzo en I+D+i.

La producción de vehículos en las plantas españolas alcanzó el pasado año 2,75 millones de unidades, lo que representa una reducción del 8,62% respecto a los más de tres millones de unidades fabricadas en 2004, según Anfac, que espera un ligero descenso del 0,18% para 2006, hasta 2,74 millones de unidades.

En el sector de turismos, el de mayor volumen, el descenso de la producción fue superior al previsto y se elevó al 12,67%. Así, las factorías españolas fabricaron en 2005 un total de 2,09 millones de coches, 304.333 unidades menos que en el ejercicio anterior.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies