Los vendedores de coches creen que la "sangría verdadera" respecto al empleo se da en los concesionarios

Actualizado 04/12/2008 18:00:29 CET

El presidente de la Feria del Automóvil de Valencia dice que ésta es "una grandísima oferta" y destaca las rebajas para eliminar stocks

VALENCIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los vendedores de coches consideran que la "sangría verdadera" del sector por lo que se refiere a la pérdida de puestos de trabajo "se está produciendo en los concesionarios", más que en las fábricas de automóviles porque aunque en estas últimas se habla de cifras elevadas de paro, por medio de los expedientes de regulación de empleo (ERE) anunciados, en los puntos de venta es "más duro" y se produce "un goteo más incesante" de pérdidas de empleo.

Así lo explicó hoy el presidente de la XI edición de la Feria Internacional del Automóvil de Valencia, Rafael García-Janini Pastor, momentos antes de inaugurar junto al conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, este certamen, que se desarrolla entre hoy y el próximo lunes, 8 de diciembre, en Feria Valencia.

García-Janini comentó que el Gobierno central "está poniendo mucho énfasis en ayudar a las marcas" de fabricantes de coches "ante los EREs que han anunciado empresas como Ford o Nissan, con expedientes que afectan a muchos trabajadores y que resultan llamativos", pero precisó que "la sangría verdadera se está produciendo en los concesionarios".

Indicó que en estos establecimientos, el planteamiento de un ERE es "más duro", al tiempo que advirtió de que en ellos se está produciendo "un goteo más incesante" de pérdida de puestos de trabajo "que en las grandes" empresas fabricantes. A este respecto, apuntó que "si hay ocho fábricas de coches en España y éstas han perdido 4.000 empleos", los concesionarios, en el conjunto del país, "irán ya por los 16.000" puestos de trabajo perdidos.

"Lo estamos pasando muy mal, tanto en ventas como en talleres", manifestó el presidente de la Feria del Automóvil de Valencia como representante de los vendedores de vehículos. Por lo que se refiere a las ventas que se prevé realizar en este certamen afirmó que éstas son un "objetivo fundamental" de los expositores. "Lo que se busca es que la gente que venga compre coches o que, por lo menos, deje sus fichas en los concesionarios para que los comerciales puedan hacer un seguimiento".

Sin embargo, Rafael García-Janini no quiso hacer previsiones de venta y ofrecer datos al respecto. "Hay que esperar al final, sobre todo, a los días festivos" que coinciden con la celebración de la feria, en los que se prevé una mayor asistencia, matizó. A pesar de ello, dijo que tiene "mucha fe" en los resultados del certamen porque "hay precios increíbles" y "ofertas especiales".

Resaltó que este año, ante la actual situación económica, la Feria del Automóvil de Valencia es "en sí, una oferta, una grandísima oferta". Consideró "que se están haciendo descuentos que jamás en la historia se van a repetir" porque "los concesionarios tienen todos un problema de stock, están muy cargados de coches y necesitan sacarlos como sea".

Indicó que "cualquier marca está vendiendo los coches muy por debajo del precio al que los compra" y apuntó, aunque no precisó ofertas exactas, que "en algunos casos, se está descontando un 20 ó 21 por ciento", un porcentaje que estimó "una barbaridad". Señaló que las ofertas se hacen "tanto en coches nuevos como en usados" y apuntó que estos últimos "tienen unos descuentos que jamás han tenido", como es el caso de los coches de kilómetro 0 y de los de demostración, donde se ofrecen "precios tremendos".

EXPOSITORES

Por lo que se refiere a los coches de lujo, el presidente de la Feria del Automóvil comentó que aunque "la política de las marcas de lujo (entre las que citó Ferrari o Maserati) es no hacer descuentos", quizá los apliquen porque "dicen que hasta antes del verano estaban vendiendo y ahora o hacen menos". Por su parte, aseveró que las "marcas premium, las que están por debajo de las de lujo (como Audi, BMW y Toyota, dijo) sí que están haciendo descuentos".

Rafael García-Janini manifestó, por otro lado, que entre los objetivos de los organizadores de este certamen estaba también el de "llenarla de expositores y tratar de llegar a las cifras de 2007, cuando la crisis prácticamente ni existía". Aseguró que ésta es una pretensión que se ha conseguido y que se ha traducido en la ocupación de "cuatro pabellones completos" de Feria Valencia (Nivel 3 Pabellones 1, 2, 3 y 4) que aglutinan "más de 20.000 metros cuadrados de expositores".

Declaró que para lograr este fin se ha tenido que "hacer una feria atractiva" en la que participan "40 marcas de coches nuevos, 22 de coches usados y nueve marcas de motos" junto a empresas de Car & Tecnologhy (tunning). Esta oferta se completa con diversas actividades extras que se desarrollarán durante la celebración del certamen como el I Slalom Feria Valencia Puntuable para el Campeonato de la Comunitat Valenciana del Slalom, la Exhibición de Supermotard y Simuladores Toyota de F-1.

Respecto al número de visitantes que se espera, el presidente del certamen indicó que "siempre ha rondado los 70.000 u 80.000", tras lo que dijo que si este año se alcanzaran "los 100.000", se daría por satisfecho. Apuntó que sus organizadores han pretendido desde sus inicios "consolidarlo también como una alternativa de ocio", teniendo en cuenta que coincide con el puente de La Inmaculada. Agregó que este año, ante la crisis, si la gente no sale tanto de viaje, se pude elegir la feria como alternativa para gastar el tiempo libre.

Asimismo, García-Janini manifestó, respecto a las fechas del certamen, que la cercanía del final de año puede ser beneficiosa, "tanto porque hay marcas que no han llegado a sus objetivos y que quieren limpiar stocks, como porque hay empresas a las que por temas fiscales les interesa comprar coches" antes de acabar el ejercicio.

"SEGUIR EN EL MERCADO"

El conseller de Infraestructuras y Transporte, por su lado, consideró "un éxito" las cifras de participación, por lo que se refiere al número de expositores, logrado este año por este certamen después de haber conseguido "llenar otra vez los cuatro pabellones de Feria Valencia", dijo. Asimismo, resaltó la presencia de "marcas de lujo" y estimó que es "una buena señal".

Mario Flores señaló que el sector del automóvil es "consciente de la crisis" porque "los porcentajes de venta han bajando" pero valoró "las ganas" que sus profesionales "tienen de seguir en el mercado, presentando nuevos modelos, intentando dar confianza al cliente e investigando y apostando por el sector". Apuntó la necesidad de "estar con el sector" y "ayudar a generar negocio" con ferias como esta y con medidas como la bajada de los tipos de interés.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies