La patronal de Lugo no ve "necesario" que Díaz Ferrán dimita, "siempre que tenga la cabeza en la CEOE"

Actualizado 29/12/2009 18:26:26 CET

LUGO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Empresarial Lucense, Eduardo Jiménez, insinuó hoy que el responsable de la patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, puede verse obligado a dimitir, si "tiene problemas insalvables o muy graves a los que tiene que dedicar mucho tiempo" en sus empresas, aunque no considera "necesario" que lo haga, "siempre que pueda tener la cabeza dispuesta para seguir trabajando por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)".

Jiménez destacó de Díaz Ferrán que es "un empresario que se ha tomado mucho trabajo en dirigir la patronal, que ha hecho muchos esfuerzos por ello". "Y ahora --agregó-, en su nivel particular, de sus empresas, está teniendo problemas como muchos otros empresarios", expuso.

Desde esta perspectiva, consideró que no es "necesario" que cese como presidente de la patronal aunque matizó que "siempre que él pueda tener la cabeza dispuesta para seguir trabajando por la CEOE".

"Sí el tiene problemas insalvables o muy graves a los que tiene que dedicar mucho tiempo, el será el primero que dirá: señores yo he llegado hasta aquí y ahora necesito tiempo y esfuerzo para otros asuntos", afirmó.

Jiménez también se refirió al futuro de las cajas gallegas, y aseguró que es "imposible" que no se fusionen dos cajas del tamaño de Caixa Galicia y Caixanova. "Que tenga que ser entre las dos gallegas, sería de desear que se pudiese llevar a efecto y que el 'niño' resultante fuese solvente y eficaz", indicó.

Para el presidente de la patronal lucense, la decisión de encargar una auditoría para conocer el estado de las dos cajas es "acertada". "Si realmente hay luz verde --para la fusión-- desde el punto de vista técnico, a mi me parecería la mejor solución, con respecto a la galleguidad; aunque ese aspecto tiene que ser secundario", dijo y argumentó que en un "mundo muy global" estos elementos "cada vez tienen menos importancia".

Jiménez calificó, además, este ejercicio de "año negro" para los empresarios lucenses, pues los emprendedores "lo están pasando mal y tienen grandes dificultades", en especial para acceder a financiación, concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas