España cree que las diferencias con Rabat "no son insalvables" y pide a Bruselas "urgencia"

Actualizado 26/02/2013 10:55:13 CET

BRUSELAS, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha dicho este martes que las diferencias económicas entre la UE y Marruecos para un acuerdo de pesca "no son insalvables", por lo que ha pedido a la Comisión Europea "urgencia" para lograr un pacto que permita a la flota comunitaria, sobre todo española, regresar al caladero que gestiona Rabat.

"Hay un escollo con la compensación financiera. La Comisión no estaba dispuesta a satisfacer las compensaciones financieras que Marruecos querría y ahí hay unas distancias que nosotros consideramos que no son insalvables", ha dicho Arias Cañete a la prensa en Bruselas, en donde asiste a un Consejo de ministros de Pesca de la UE en el que abordarán este asunto.

La comisaria de Pesca, Maria Damanaki, debe informar del estado de las negociaciones a los Estados miembros, después de que se hayan celebrado sin éxito cinco rondas de contactos y que esté pendiente una sexta, sin fecha fijada.

El ministro español ha afirmado que en sus contactos con la parte marroquí ha podido constatar que hay "voluntad" de que se concluya el acuerdo "con carácter inmediato" si no hay escollos "insalvables" y se ponen de acuerdo sobre la contrapartida financiera que reclama Rabat por abrir su caladero a los buques europeos.

Aunque Arias Cañete no ha querido dar detalles sobre las cifras que se barajan, sí ha dicho que se trata de "cantidades que no son excesivamente importantes".

El anterior régimen pesquero concedía a Marruecos 36 millones de euros por la pesca europea, pero con las modificaciones en las condiciones técnicas que se están negociando para mejorar las posibilidades de pesca de la flota europea, la parte marroquí pide también incrementar la compensación económica, entre 38 y 40 millones de euros, según diversas fuentes.

Sobre las cuestiones técnicas, Arias Cañete ha recalcado que son capítulos "prácticamente cerrados" y que suponen "avances importantes" respecto al acuerdo anterior.

El mensaje del Gobierno español a la comisaria Damanaki es "claro", según ha subrayado el ministro, sobre la necesidad pactar un nuevo convenio "cuanto antes" porque la flota lleva más de un año amarrada y se han agotado las ayudas a las que pueden recurrir.

"Nuestro mensaje es de urgencia, que se cierre (el acuerdo) cuanto antes, que se aplique provisionalmente y que la flota pueda volver a faenar", ha resumido el ministro.

Hace un año, el Parlamento Europeo impidió la renovación del convenio por dudas sobre su rentabilidad económica, su sostenibilidad y su respeto de los Derechos fundamentales del pueblo del Sáhara occidental.

Los pescadores españoles afectados, unos setenta buques, sobre todo canarios y andaluces, han recibido ayudas para compensar el parón hasta diciembre de 2012, pero las normas de la UE no permiten nuevas prórrogas, por lo que Arias Cañete y el sector han reclamado insistentemente a Bruselas celeridad en las conversaciones con Rabat.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies