Pescadores europeos reclaman a la comisaria Damanaki que renegocie el acuerdo con Mauritania

Actualizado 19/09/2012 23:01:19 CET

Los 27 examinarán la cuestión en la reunión de ministros de Pesca de la UE del próximo martes, a petición de España

BRUSELAS, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La flota europea con intereses en Mauritania ha pedido este miércoles a la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, que frene la ratificación del acuerdo de pesca que ha negociado con este país africano porque es "económica y técnicamente inviable", al tiempo que ha apostado porque Bruselas y Nuakchot revisen el convenio para mejorarlo.

"Salir a pescar y utilizar esas posibilidades de pesca es igual que perder dinero", ha dicho en declaraciones a la prensa el presidente de la Asociación de organizaciones nacionales y empresas pesqueras de la UE (Europêche) y secretario general de CEPESCA, Javier Garat.

Garat, acompañado por otros representantes del sector en varios países, entre ellos italianos y británicos, se ha reunido con la comisaria para trasladar el descontento de la flota con los términos del nuevo protocolo.

El pacto acordado por Bruselas en nombre de los 27 concede licencias a los europeos para los próximos dos años por una contrapartida anual de 70 millones de euros de las arcas comunitarias, más otros 40 millones que debería aportar la flota por los permisos.

El Ejecutivo comunitario ha pactado con Nuskchot medidas transitorias para los próximos meses mientras se completa el proceso de ratificación en la Unión Europea, pendiente aún del visto bueno formal del Consejo y del voto del Parlamento Europeo.

Los pescadores han reiterado a la comisaria que los términos del acuerdo tendrán un impacto negativo para la flota, para la industria auxiliar y para la población local y han alertado de que apenas el 5 por ciento de la flota que podría estar faenando en los caladeros mauritanos lo está haciendo.

Las licencias para la flota comunitaria permitirán pescar varias especies de fondo, entre ellas los camarones, el atún y la pesca pelágica, también para marisqueros, pero deja fuera a los cefalopoderos por la escasez de recursos, un argumento que niega el sector porque asegura que hay excedente de pulpo.

Garat ha valorado que Damanaki diga ser "consciente" y "cree" los problemas que denuncia el sector y se haya comprometido a estudiar la situación más en detalle. Sin embargo, el presidente de Eurpêche ha lamentado que la comisaria insista en que ha negociado "el mejor acuerdo posible" y no se decida a parar el proceso de ratificación y retomar los contactos con la contraparte.

El presidente de la Asociación nacional de armadores de buques congeladores de pesca de marisco (ANAMAR), Ángel Muriel Moreno, y el director gerente de la Asociación Nacional de Cefalopoderos (ANACEF), han asistido también a la reunión para aportar datos actualizados del impacto en su sector.

Los tres españoles han coincido en la necesidad de revisar el nuevo convenio para "ajustarlo y hacerlo viable" y han confiado en que si Bruselas no da el paso, sean las autoridades mauritanas, "cuando vean que pasan los días y no van los barcos y no les pagan", quienes retomen los contactos para demandar cambios en el acuerdo.

Mientras, los ministros de Pesca de la Unión Europea abordarán este punto en su próxima reunión del martes 25 de septiembre en Bruselas a petición de la delegación española, aunque lo harán como "punto informativo", lo que implica que no habrá debate ni decisiones.

Garat ha señalado que hasta el momento sólo España ha expresado de manera "decidida" su apoyo a la flota en este asunto y ha confiado en que otros países con intereses sigan ese camino en próximas fechas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies