Sarkozy pide al Gobierno adaptar las ayudas al sector pesquero para hacer frente a la subida del crudo

 

Sarkozy pide al Gobierno adaptar las ayudas al sector pesquero para hacer frente a la subida del crudo

Actualizado 20/05/2008 15:59:28 CET

Los marineros endurecen las protestas en vísperas de su encuentro con el ministro

PARIS, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha pedido al Gobierno examinar la situación individual de las empresas del sector pesquero que tienen dificultades por la permanente subida de los precios del carburante y adaptar al nuevo contexto el plan de ayuda al sector aprobado el pasado mes de enero.

En una carta remitida al presidente del Comité Nacional de Pesca y Criaderos Marinos, Pierre-Georges Dachicourt, el presidente se dice "consciente" del "nuevo agravamiento" de la situación por el encarecimiento del precio del gasóleo y le garantiza su deteminación para defender los intereses de un sector "esencial" para la economía del litoral francés.

Sarkozy recuerda que durante su desplazamiento al puerto de Guilvinec, en la Bretaña francesa, el pasado 6 de noviembre, se comprometió a responder a las dificultades por las que atravesaba el sector y que, en este momento, hay un plan dotado con 310 millones de euros en tres años que está pendiente de recibir el visto bueno de la Comisión Europea.

A ello añade que la ley de finanzas de 2007 supone una contribución para garantizar una pesca sostenible y que los compromisos asumidos el pasado 6 de noviembre se han mantenido en los plazos anunciados.

Así, Sarkozy subraya que desde que comenzó el año, se han comprometido ya 53 millones de euros y otros 30 millones se han destinado a reforzar la viabilidad económica de las empresas pesqueras. Además, se concedió una primera ayuda de urgencia a 1.320 barcos por valor de 8,6 millones de euros y se ha diseñado un plan de reestructuración de la flota por casi 42 millones.

También se han concedido indemnizaciones de 2,5 millones de euros por el paro temporal al que se han visto obligados los barcos que faenan en la anchoa. Sarkozy comunica igualmente al presidente del Comité nacional de pesca que, a partir del mes de junio, se pagará la ayuda de urgencia y se distribuirán las primeras licencias.

Mientras, las protestas de los pescadores se extienden por los puertos de Francia en vísperas de la reunión que mañana mantendrán los representantes del sector con el ministro de Agricultura y Pesca, Michel Barnier, que hoy admitió que los marineros tienen "razón" al expresar su rabia y que él está a su lado.

El ministro ha prometido ir "hasta el límite de todas las posibilidades" y "acentuar las medidas" que están contempladas en el plan aprobado en enero tras la visita de Sarkozy a Gilvinec. En todo caso, Barnier no ha ocultado que las ayudas dependen de la aprobación de Bruselas.

Además de las medidas de urgencia, el titular de Agricultura y Pesca tiene también en mente modernizar el modelo económico de la pesca, poner en marcha medidas de seguridad y movilizar a todo el sector. También ha puesto el acento en los márgenes de beneficio de los intermediarios. "El bacalao que los pescadores venden a 3 ó 4 euros lo encontramos en los supermercados a 15 ó 20 euros", dijo en RTL

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies