Círculo de Empresarios cree que son "demasiado optismistas" y que no tienen en cuenta la crisis de EE.UU.

Actualizado 22/10/2007 15:34:21 CET

Afirma que en 2008 no se alcanzarán los ingresos previstos en el texto presupuestario

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2008 incluyen una importante dosis de optimismo en el cuadro macro sobre el que se sustentan y no tienen en cuenta el deterioro de de la situación económica internacional durante los últimos meses, debido a las turbulencias desatadas en los mercados financieros, tras la crisis de las hipotecas 'subprime' en EEUU.

Así lo puso de manifiesto hoy el presidente del Comité de Política Económica del Círculo de Empresarios, Fernando Eguidazu, en una rueda de prensa celebrada para presentar un informe elaborado por la entidad, que realiza una valoración del texto presupuestario del Gobierno para el año próximo.

Eguidazu indicó que los PGE se redactaron antes de las turbulencias del verano y que después no se han modificado los números, al suponer que la economía española no se verá afectada por la crisis de EEUU.

"Esto es estar en los límites más altos del optimismo, algo que no es del todo adecuado porque la economía española es especialmente vulnerable", indicó Eguidazu, tras hacer referencia a la vulnerabilidad financiera, la dependencia de la financiación extranjera, el incremento del precio de las materias primas y la pérdida de la confianza por parte de los consumidores, como factores clave de esa vulnerabilidad.

En materia de gastos, Eguidazu indicó que los PGE incluyen compromisos que quizá no sean eficaces en el logro de los objetivos previstos, o que no incrementen la capacidad competitiva y de crecimiento de España en el futuro. "Estos gastos suponen compromisos que no sabemos si podremos afrontar", indicó.

En concreto, el presidente del Comité de Política Económica del Círculo se refirió a las políticas de gasto que anunció el Ejecutivo en las fechas previas a la presentación del proyecto de Presupuestos, que finalmente han quedado fijadas en el texto presupuestario, como el cheque bebe o las ayudas al alquiler.

EL 'CHEQUE-BEBÉ' NO INCREMENTARÁ LA NATALIDAD.

Para Eguidazu, el 'cheque-bebé', o la deducción de 2.500 euros en el IRPF por nacimiento o adopción, no conseguirá fomentar la natalidad en España, puesto que para conseguirlo se necesitan políticas más coordinadas y coherentes que apuesten por la conciliación, entre otras cosas, indicó.

En cuanto a las deducciones por alquiler, consideró que las medidas fiscales no son la solución al tratarse de un problema de oferta y no de demanda, por lo que abogó por reforzar la seguridad jurídica para que los propietarios pongan sus pisos a disposición del mercado. "Las políticas de desgravación y de ayudas monetarias pueden trasladarse a los precios finales de los pisos", dijo.

Por otro lado, indicó que los PGE contemplan un incremento del desempleo en 2008, con una apreciable reducción del crecimiento de la ocupación, debido, en parte, a la desaceleración de la construcción, el sector que más ha impulsado en los últimos años el empleo y la producción en España.

En cuanto a las ayudas a la salud bucodental, Eguidazu señaló que se han hecho de "forma precipitada" y que no se han explicado bien, aunque reconoció que se trata de una medida no muy importante en cuanto al gasto de las cuentas públicas.

PREOCUPACIÓN POR EL SISTEMA DE PENSIONES.

Finalmente, insistió en que el gasto en pensiones es uno de los más importantes del texto presupuestario para el 2008, pero mostró su preocupación ante la sostenibilidad del sistema de pensiones a largo plazo por la falta de incentivos adecuados para el ahorro ante un tratamiento fiscal más endurecido.

El gasto gasto en competitividad, otras de las prioridades de los PGE, es fundamental para Eguidazu por estar dirigido a potenciar el crecimiento y la productividad de la economía española, por lo que no hizo demasiadas críticas en este sentido, aunque reclamó una política de reformas en materia de educación, un reparto de las inversiones en infraestructuras sin forcejeos políticos y una solución definitiva para el problema de la investigación y el desarrollo en España.

EL CRECIMIENTO DEL 5,1% DE INGRESOS, UNA CIFRA DIFÍCIL.

En cuanto a la cifra de ingresos que contempla el texto presupuestario, el presidente del Comité de Política Económica del Círculo consideró que existen "más dificultades y riesgos" para alcanzar el dato previsto por el Gobierno (crecimiento del 5,1%), debido, sobre todo, a la pérdida de ingresos por parte de las comunidades autónomas por la desaceleración de la construcción.

"Los riesgos son muy altos, lo que podría afectar al saldo del Estado y, por tanto al superávit", indicó Eguidazu, que señaló también la disminución de la financiación comunitaria como una de las causas para no alcanzar el incremento de ingresos previsto.

UN SISTEMA DE CAPITALIZACIÓN.

Finalmente, en cuanto a la Seguridad Social, "materia estrella" del superávit, advirtió del peligro de que la "buena situación" no se mantenga en el futuro y apostó por un sistema de capitalización, que, a su juicio, no supondría tantos riesgos y en el que cada uno recibiría lo que consiguiera ahorrar.

"La situación actual es buena por la entrada de una masa de jóvenes que cotizan y que han formado un colchón para muchos años, pero los cotizantes de hoy son pensionistas de mañana", indicó Eguidazu para explicar que lo único que se ha conseguido es traspasar el problema al futuro.

Para concluir, indicó que la política del superávit del Gobierno debería ser "más ambiciosa" y basarse en la contención del gasto y no en el incremento de la presión fiscal, y reclamó unos presupuestos "más prudentes" por las incertidumbres de la economía española. "El futuro no está peor que antes, sino más borroso", indicó.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies