Economía/PGE- Solbes no cree que la crisis crediticia afecte a las cuentas y tampoco duda de que logrará apoyo sufiente

Actualizado 31/08/2007 17:41:15 CET

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, no cree que la crisis crediticia internacional vaya a afectar a los Presupuestos Generales del Estado de 2008 y tampoco tiene ninguna duda de que logrará apoyos suficientes para aprobar el proyecto de Ley, que deberá estar acabado antes del 30 de septiembre para su presentación y tramitación en el Congreso.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solbes afirmó que las cuentas públicas no se verán afectadas por la crisis hipotecaria internacional, ya que fueron diseñadas para la previsión de crecimiento económico actual, que según aclaró, tampoco va a variar.

Respecto al respaldo necesario para sacar adelante el texto presupuestario, el vicepresidente económico está seguro de que recabará apoyos suficientes, aunque manifestó su deseo de contar con un amplio acuerdo.

"No tengo la menor duda de que los presupuestos se aprobarán con el apoyo suficiente, pero me gustaría un apoyo activo y el mayor acuerdo posible, que es el mejor para todos", dijo. En cualquier caso, recordó que a partir del mes de septiembre se retomarán las negociaciones con los grupos parlamentarios, en las que el Ejecutivo se esforzará en lograr ese consenso, según subrayó.

INFRAESTRUCTURAS EN CATALUÑA.

Respecto a la polémica de la metodología para calcular la inversión de las infraestructuras de Cataluña contempladas en su Estatuto, afirmó que el grupo de trabajo creado para este fin se encuentra en conversaciones "bilaterales" con la Generalitat.

Reconoció que este punto de la norma catalana pone de relieve las diferentes interpretaciones que unos y otros hacen, pero dejó claro que el Gobierno cumplió el año pasado de manera estricta "lo que decía el Estatut". "Otra cosa es que la política de infraestructuras establecida en los Presupuestos no fuese interpretada como tal", señaló.

Finalmente, sin quitarle la razón a nadie, aseguró que su equipo está dispuesto "a hablar e intentar que esas diferencias se aclaren para evitar problemas". "Es interés de todo el mundo el que no haya este tipo de debates y que no se produzca este tipo de situaciones para llegar a un acuerdo", concluyó.

Europa Press Comunicados Empresas