Repsol dispone de recursos suficientes para una gran adquisición sin necesidad de salir de Gas Natural

  Antonio Brufau
REPSOL
Actualizado 05/07/2015 1:59:05 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Repsol puede acometer una adquisición de tamaño relevante sin necesidad de vender su participación del 30% en Gas Natural Fenosa, ya que existen otras opciones de financiación interesantes en el actual entorno de bajos tipos de interés.

Este planteamiento forma parte de la información ofrecida la pasada semana por la compañía a un grupo de analistas, a la que ha tenido acceso Europa Press. En el encuentro, Repsol describe sus planes de crecimiento con los recursos procedentes de la indemnización por YPF.

Durante la reunión con los analistas, los directivos dijeron que la compañía se ha concedido un plazo de entre 18 y 24 meses para realizar adquisiciones que mejoren su posicionamiento en el negocio de exploración y producción ('upstream') y, en caso de que transcurrido ese periodo de tiempo no haya cerrado la compra, no descarta devolver el dinero a los accionistas.

La compañía presidida por Antonio Brufau analiza en la actualidad oportunidades que mejoren no solo el área de 'upstream', sino que procuren un flujo de caja capaz de sustituir al del negocio vendido de gas natural licuado (GNL) y que se encuentren preferentemente en la OCDE.

Más en concreto, se están mirando oportunidades en países como Estados Unidos, Canadá y Noruega, y se aspira a una rentabilidad del 8% sobre el coste medio de inversión. La compra no puede en ningún caso poner en peligro el balance, esto es, debe disponer de un 'rating' al menos un escalón por encima del grado de inversión.

En cuanto a la política de dividendos, se mantendrá como mínimo el reparto de un euro por acción y el formato de 'scrip dividend'. Es en este punto en el que la compañía está dispuesta a devolver el dinero comprometido con las próximas adquisiciones en caso de que no se identifiquen oportunidades.

ACTUALIZACIÓN ESTRATÉGICA.

En el encuentro, los directivos de Repsol consideraron previsible que en la primevera de 2015 la compañía pueda ofrecer al mercado una actualización de su plan estratégico, una vez publicados los resultados de 2014, aunque el contenido dependerá del grado de maduración de las posibles adquisiciones.

Mientras, se prevén unas inversiones anuales estables, de entre 3.500 y 3.800 millones de euros de euros, hasta un máximo de 4.000 millones en 2017. De este volumen, el 75% corresponde a 'upstream' y un 25% a 'downstream'.

SIN IMPACTO POR UCRANIA.

En cuanto al conflicto entre Rusia y Ucrania, la petrolera no espera que la evolución de la crisis tenga impacto sobre su actividad en la zona, que apenas representa el 1,5% del capital empleado del grupo. Las sanciones impuestas no afectan a la tecnología de Repsol.

En Libia, la producción se reanudó el pasado 8 de julio, aunque sigue por debajo de lo normal. En todo caso, Repsol prevé mantener una elevada tasa de reemplazo de reservas durante el año, tras haber alcanzado niveles del 204% en 2013, un nivel muy superior a las previsiones del trieno.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies