El sector de carnes y lácteos apuesta por abrir nuevos mercados para evitar las consecuencias del veto ruso

Actualizado 06/07/2015 10:10:53 CET

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los representantes del sector de carnes y lácteos han mostrado este lunes su predisposición a abrir nuevos mercados como medida alternativa para evitar las consecuencias negativas que podría acarrear el veto ruso anunciado a principios de este mes de agosto.

Así lo ha asegurado el cosecretario de Confecarne, Miguel Huerta, en declaraciones a los medios después de mantener una reunión con el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, junto con Propollo, Fenil, Asoprovac y Anprogapor.

"Hay preocupación, pero la buena noticia es que tenemos mercados para mandar toda esa carne que no va a ir a Rusia. La mala noticia es que esos mercados todavía están cerrados", ha expresado Huerta. Así, ha destacado que la petición de sector es que se trabaje, bien desde España o bien desde la Comisión Europea, para abrir estos mercados.

En este sentido, Huerta ha explicado que, en el caso del porcino, es necesario "seguir avanzando" en países como China o Taiwán, así como en México, Argentina o Chile. En el caso del vacuno, el sector se plantea ampliar los mercados de Turquía, China, Japón o Corea del Sur.

En cualquier caso, el cosecretario de Confecarne ha resaltado que "Rusia ha sido el primer destino de las exportaciones cárnicas hasta 2013 fuera de la UE". "El cierre va a tener al final consecuencias en los mercados, porque toda la carne que no va a ir a Rusia pesará en el resto de los mercados y caerán los precios", ha añadido.

Por su parte, el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, ha indicado que las consecuencias en el sector no son las mismas que en el de la fruta y la hortaliza, aunque ha asegurado que han abierto un canal de diálogo con el Ministerio, en el que se realizará un seguimiento del mercado "sector a sector".

MÁS CONTACTOS DE CARA A REUNIÓN DE LA CE.

Asimismo, Barato ha señalado que representantes del sector y el Ministerio volverán a mantener contactos para preparar la reunión de la Comisión Europea del 28 de septiembre. En todo caso, Barato ha advertido de que las consecuencias también pueden ser negativas para todos los productos derivados del sector ganadero".

A su vez, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha añadido que "los mecanismos de intervención que existen en la OCM única no sirven para una crisis como ésta". En este sentido ha apostado por "medidas exclusivas para una situación de mercado derivada de un acuerdo político".

Por otro lado, Blanco ha recordado que en abril de 2015 desaparecen las cuotas lácteas, y que este hecho, unido al veto ruso, "puede ser catastrófico para España". "De ahí que haya que actuar cuanto antes para establecer mecanismos de control de la producción, para la apertura de nuevos mercados y para el control de la cadena alimentaria".

Finalmente, el secretario de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, ha asegurado que, al no ser un sector perecedero, se puede evitar que ocurra lo mismo que con las frutas y las hortalizas. "Desde UPA no vamos a consentir que se aproveche el veto ruso para bajar los precios de la leche y de la carne", ha afirmado.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies