Los estanqueros esperan que el precio mínimo de la cajetilla se sitúe a corto plazo en 1,80 euros

Actualizado 15/02/2006 18:36:15 CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Unión de Asociaciones de Estanqueros de España, Manuel Juan Fernández Vicario, confió hoy en que el precio mínimo de la cajetilla de cigarrillos se sitúe a corto plazo en una media de 1,80 euros tras la última subida de impuestos aplicada por el Gobierno.

"Pretendemos que el precio más bajo de la cajetilla se sitúe en 1,80 euros, todo lo que baje de esta referencia nos hace subirnos por las paredes, porque perpetúa la inestabilidad de precios y facilita el acceso de los menores al hábito de fumar", aseveró, en declaraciones a Europa Press.

El portavoz de la asociación que representa los intereses de unas 11.000 expendedurías del total de 15.000 que integran la red nacional, valoró positivamente el último incremento fiscal acordado el pasado viernes por el Ejecutivo para atajar la proliferación de las marcas baratas.

Fernández aplaudió además el establecimiento un impuesto mínimo a las cajetillas de tabaco, aunque la Unión apostaba por un impuesto mínimo de 66 céntimos por cajetilla, en vez de los 55 céntimos en que ha quedado fijado. "No es exactamente lo que nosotros queríamos, pero es un paso histórico del Gobierno", consideró.

"Es de agradecer el movimiento que tuvo el Ministerio de Economía y Hacienda tras el error en las votaciones del Congreso de los Diputados: que aprovechara para sacar este nuevo real decreto con modificaciones", manifestó Fernández.

No obstante, subrayó que la efectividad de esta última subida de impuestos, la tercera desde el pasado verano, depende de la estrategia de las tabaqueras, que pueden optar por repercutirla o no sobre sus precios. "Los efectos dependen de la maniobra comercial que lleven a cabo las empresas tabaqueras", aclaró.

"Si (las tabaqueras) se ponen en línea con los precios que pretende el Gobierno que tengan las labores de tabaco para evitar que los menores accedan al hábito, (el Ejecutivo) no aplicará nuevas subidas", estimó.

El presidente de los estanqueros aventuró así un incremento en cadena de las marcas de las principales tabaqueras tras el movimiento comercial de Philip Morris, que ha subido en 40 céntimos el precio de su emblemática 'Marlboro', estableciéndolo en 2,75 euros. "Es Philip Morris el que ha marcado tendencia en otras ocasiones", dijo.

Según Fernández Vicario, "el Gobierno aplicará nuevas subidas de impuestos si lo necesita el mercado del tabaco", es decir, si no logra desincentivar el consumo en los parámetros que se ha propuesto. Tras la última subida de la fiscalidad, el 73% del precio de venta al público del tabaco corresponde a impuestos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies