Philip Morris afirma que la subida de sus marcas persigue mantener su competitividad en el mercado

Actualizado 15/02/2006 15:10:12 CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Philip Morris afirmó hoy que la subida de precio de sus principales marcas de cigarrillos persigue mantener su competitividad en el actual entorno de mercado tras el incremento de impuestos al tabaco acordado por el Gobierno el pasado viernes.

"Teniendo en cuenta el último cambio impositivo, nuestra reciente decisión en materia de precios responde a nuestro objetivo de mantener nuestra competitividad en el mercado", aseguró la empresa, que ha sido la primera en reaccionar al nuevo escenario fiscal.

La multinacional norteamericana insistió además en que no apoya la proliferación de las marcas baratas de tabaco. "No es nuestro deseo ver un aumento de la venta de marcas baratas en España", indicó en un comunicado.

"Como ya hemos declarado previamente, hemos apoyado los esfuerzos del Gobierno y del ámbito de la Salud Pública para alcanzar el doble objetivo de mantener la recaudación fiscal y de reducir el consumo de tabaco", dijo. Philip Morris añadió que seguirá apoyando las medidas regulatorias y fiscales que "mejor" contribuyan a estos objetivos".

Philip Morris reaccionó al último incremento tributario del tabaco con un aumento del precio de la cajetilla de 'Marlboro' de 40 céntimos, hasta situar el precio 2,75 euros. Además de su marca emblemática, 'Chesterfield' pasa a costar 2,40 euros, 0,4 euros más, y 'L&M' sube a 2,20 euros, desde 1,75 euros.

Este movimiento de la empresa norteamericana podría preceder a una reacción en cadena de otras tabaqueras, que también optarían por trasladar el último aumento fiscal a sus precios para garantizar su rentabilidad, hasta poner fin a la guerra de precios que libran para afrontar los efectos de la Ley Antitabaco.

Según expertos consultados por Europa Press, el escenario más probable a corto plazo en el mercado de tabaco contempla una subida "significativa" del precio de las principales marcas de cigarrillos de entre 30 y 50 euros por cajetilla para amortiguar los efectos de la previsible disminución de las ventas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies