El presidente de Altadis advierte a los sindicatos de que la situación de la empresa es "complicada"

Actualizado 02/02/2006 14:16:01 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Altadis, Antonio Vázquez, ha advertido a los sindicatos de que la empresa atraviesa una situación "complicada" por los cambios registrados en el mercado a raíz de la Ley Antitabaco y la bajada de precios aplicada por su competidor Philip Morris, informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

En la reunión que mantuvo esta semana con la comisión sindical de la empresa en Madrid, Vázquez les trasladó que Altadis adoptará próximamente diversas medidas para adaptarse a la nueva situación, y que estudiaría todas las alternativas posibles para afrontar eventuales problemas de comercialización.

"Nos ha dicho que la situación es crítica", subrayaron las fuentes sindicales, para quienes la Ley Antitabaco supondrá que los puntos de venta se reduzcan a la mitad, lo que significará que "las ventas sufrirán y esta fuerza laboral quedará sobredimensionada".

Los sindicalistas asistentes a la reunión confesaron sentirse "desencantados" ante las dificultades que atraviesa la tabaquera y cuestionaron la gestión de la empresa, que, en su opinión, no es la más adecuada para hacer frente a los actuales retos del mercado.

Las mismas fuentes insistieron en que Vázquez recalcó que las dificultades que atraviesa el mercado del tabaco podrían suponer un problema "muy grave" para las ventas de la compañía, situación que, para los sindicatos, repercutirá "indudablemente" en el empleo, aunque estimaron prematuro evaluar el efecto real.

Los representantes de los trabajadores indicaron a Europa Press que la dirección de la tabaquera franco española se ha comprometido a mantener próximas reuniones con los sindicatos para evaluar la evolución del mercado.

Esta reunión se produjo el pasado martes, un día antes de que Altadis reaccionara a la decisión de su competidora Philip Morris de bajar los precios de sus marcas con otro recorte, que volvió a situar el precio de la cajetilla de Fortuna por debajo de Marlboro, la marca insignia de la estadounidense.

Concretamente, Altadis bajó en 65 céntimos sus marcas 'Fortuna' y 'Nobel', estableciéndolas en 1,85 euros por cajetilla, y recortó el precio de 'Ducados' en medio euro, hasta situarlo en 2 euros, mientras que mantuvo en 1,75 euros la cajetilla de 'Ducados Rubio'.

La tabaquera franco-española advirtió tras tomar esta decisión que si este nuevo escenario se mantiene sin cambios hasta final de año, tendrá que afrontar un impacto negativo en el resultado bruto de explotación (Ebitda) de 2006. Su objetivo es limitar hasta 170 millones el impacto en su cuenta de resultados del nuevo escenario de bajos precios en el mercado tabaquero.

Europa Press Comunicados Empresas