La CMT obligará a Telefónica a informar mensualmente de "la calidad" de la desagregación del bucle

Actualizado 11/05/2006 21:16:53 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) anunció hoy que Telefónica deberá publicar mensualmente "los parámetros de calidad" del servicio de desagregación del bucle (último tramo de línea que permite la conexión con el usuario) que la operadora presta a sus competidores.

La firma que preside Luis Lada tendrá la obligación de informar acerca de la tardanza en atender todas las solicitudes de desagregación que reciba por parte de otras operadoras, del cumplimiento de los plazos pactados, así como de la existencia y duración de posibles averías e incidencias.

Telefónica tendrá que comunicar a la CMT en un plazo de 10 días los acuerdos que suscriba con el resto de operadores sobre desagregación de bucle. El regulador precisa que los citados acuerdos se deberán formalizar "en el plazo máximo de cuatro meses" desde la fecha de solicitud de iniciación de negociación por parte de los competidores de la multinacional española.

Esta serie de obligaciones y condiciones figuran en la resolución definitiva sobre el mercado de acceso desagregado al por mayor (incluido el acceso compartido) a los bucles ('mercado 11') para la prestación de servicios de banda ancha y vocales. Este mercado mayorista está estrechamente ligado al servicio que permite a un usuario final disponer de conexión permanente a Internet, de ahí su importancia.

Existen dos formas de prestar este servicio: usando red propia, caso de los operadores de cable u operadores que han accedido a las centrales de Telefónica a través del bucle desagregado completo o compartido, o utilizando red de terceros. La principal diferencia radica en que los primeros ejercen más control sobre costes y calidad del servicio (capacidad de gestionar el ancho de banda, velocidad y retardos de la transmisión, y de ofrecer servicios conjuntos de voz, televisión y datos).

Tras resaltar que Telefónica ostentan "una posición de monopolio" en este mercado, el Consejo de la CMT subrayó que la operadora tendrá que negociar "de buena fe" con los solicitantes de bucle desagregado y que el precio que podrá pedir por estos servicios deberá estar orientado en función de costes", de acuerdo con un sistema que determinará propio regulador.

La CMT, que ya cuenta con el respaldo de Bruselas para proceder a la regulación definitiva de este mercado, mantendrá el resto de obligaciones que ya asume Telefónica, como garantizar que los accesos al bucle abonado prestados a otras áreas de negocios de la propia compañía se presten en condiciones equivalentes a las ofrecidas a terceros o la publicación de una 'Oferta de Referencia' que incluya las condiciones de acceso, la ubicación de los equipos, los sistemas de información y las condiciones de suministro.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies