La CNMC impone a Vodafone una sanción de 25.000 euros por incumplir sus obligaciones de interconexión

Actualizado 27/06/2014 13:46:12 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a Vodafone España una sanción por importe de 25.000 euros por incumplir sus obligaciones de interconexión, según una resolución del organismo regulador.

En concreto, la CNMC ha sancionado a Vodafone por suspender la interconexión al número 11837 asignado a Seboim sin autorización previa de la Comisión, lo que se considera una infracción "grave".

Sin embargo, el organismo presidido por José María Marín Quemada ha puntualizado que poco después sí se autorizó dicha suspensión, al
comprobar la CMT (antecesor de la CNMC) que las llamadas dirigidas a aquel número tenían un carácter irregular. "Por tanto, los perjuicios causados han incidido en su mayor parte sobre tráficos irregulares que no son deseables para el mercado", ha precisado.

Así, si bien la sanción a Vodafone está tipificada como "grave", la irregularidad del tráfico, los pocos días en los que se cometió la infracción, así como la solicitud posterior por parte de la compañía para interrumpir la interconexión, se han tenido en cuenta para reducir la cuantía de la sanción a imponer a 25.000 euros.

Los hechos se remontan a septiembre de 2011, cuando Seboim solicitó a determinados operadores la apertura en interconexión del número 11837 por la red de Ono, algo que Vodafone hizo un mes después.

No obstante, pocos días más tarde y tras detectar que no estaba recibiendo tráfico alguno procedente de este operador, Seboim se lo comunicó a Ono, que lo puso en conocimiento de Vodafone.

Posteriormente, en diciembre, Vodafone comunicó a la CMT que la operadora titular del número 11837 estaba utilizando inadecuadamente dicho número con la finalidad de obtener un rendimiento económico derivado del envío de tráfico masivo desde su red hacia ese número, lo que reportaba a Seboim una retribución ilícita.

Por ello, Vodafone consideraba que Seboim era responsable de una infracción "muy grave" y solicitaba la suspensión de la interconexión con origen en su red móvil y destino al 11837.

La CNMC ha explicado en su resolución que, si bien el consejo de la CMT autorizó a Vodafone a suspender la interconexión de las llamadas a ese número al detectarse tráficos irregulares, hasta ese momento la operadora no podía suspender la interconexión a dicha numeración.

Europa Press Comunicados Empresas