Un avión con 180 pasajeros aterriza de emergencia en Gran Canaria, tras sufrir problemas en un motor

Actualizado 10/06/2009 15:19:07 CET

MADRID/LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El avión con 180 pasajeros que aterrizó hoy de emergencia en Gran Canaria, un A320 de la compañía Ving Air, tuvo que regresar al aeropuerto de Las Palmas después de que uno de sus motores se prendiera, según informó la compañía al diario 'online' noruego 'Verdens Gang'.

Fuentes oficiales confirmaron a Europa Press que el piloto al observar que el motor estaba fallando decidió regresar al aeropuerto, sin que los pasajeros que viajaban en el avión se vieran afectados.

El vuelo despegó con destino a Oslo a las 8.05 horas de Las Palmas y minutos después volvió a tomar tierra en el aeródromo de la isla.

Una vez tomó tierra, se activaron los protocolos de seguridad con la participación de los servicios de emergencia y los bomberos, que no tuvieron que intervenir. Los pasajeros serán reubicados en un nuevo vuelo que saldrá hoy al mediodía.

A bordo del avión, de la compañía escandinava Iberworld y fletado por Ving Air, viajaban 180 pasajeros, la mayoría turistas noruegos que se dirigían desde la isla a Olso.

"Tras despegar del aeropuerto de Las Palmas, el comandante se percató de un error técnico por lo que se vio obligado a volver al aeropuerto", indicó al diario la responsable de Ving Air, Groenl Cristiana, aerolínea que fletaba el vuelo.

La responsable de la compañía confirmó que en estos momentos los ingenieros están "investigando" lo ocurrido para aclarar las circunstancias que podrían haber motivado el incendio en uno de los motores. "Estamos esperando un informe completo", afirmó.

Los pasajeros están siendo atendidos por la compañía Iberworld. Un portavoz de la aerolínea señaló al diario noruego que la "principal prioridad" ahora es conseguir un nuevo avión para trasladar lo antes posible a los pasajeros a su destino.

"FUE ATERRADOR".

Según relataron algunos de los pasajeros del avión, vieron fuego en un motor, tras sentir una serie de detonaciones. "Fue realmente aterrador. Las llamas procedían del motor y se escucharon varias explosiones", aseguraron varios testigos.

"La gente lloraba. Yo estaba sentado en la parte de atrás del avión y vi las llamas saliendo del motor", afirmó otro testigo, que reconoció que en la mente de todos estaba lo ocurrido la semana pasada con el avión de Air France.

Este hecho se produce tras la desaparición del Airbus A330 de la compañía Air France en el Atlántico que cubría la ruta Río-París, avión en el que viajaban 228 personas, tres de ellas de nacionalidad española.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies