Bruselas comienza el estudio del impacto de los escáneres corporales en los derechos de los viajeros

Actualizado 07/11/2008 15:06:34 CET

BRUSELAS, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha iniciado los trabajos para estudiar la viabilidad de los escáneres corporales y otras medidas de seguridad en los controles de los aeropuertos, con el fin de determinar su impacto en los Derechos Humanos, la privacidad de los usuarios, la dignidad humana y la protección de datos. Los escáneres corporales proporcionan una imagen de la persona como si ésta estuviera desnuda.

El primer taller para analizar esta cuestión reunió este jueves a representantes del Ejecutivo comunitario, del Parlamento Europeo, del supervisor europeo de protección de datos, fabricantes y autoridades nacionales.

Además de un intercambio de opiniones, los participantes conocieron los resultados de las pruebas realizadas con los escáneres corporales en los aeropuertos de Londres-Heathrow, Amsterdam-Schiphol y Helsinki-Vantaa. De acuerdo al respeto de las normas de sanidad, protección de datos, privacidad y derechos fundamentales, las pruebas fueron realizadas "bajo condiciones estrictas", precisó la Comisión en un comunicado.

Los fabricantes explicaron cuál es el funcionamiento de los escáneres y los dos tipos de tecnologías que se emplean en las máquinas que ya han sido probadas en los aeropuertos, mientras que los representantes de los aeropuertos abordaron cuestiones operacionales.

Bruselas continuará con este proceso de estudio y consultará con el supervisor de protección de datos y la Agencia de Derechos Fundamentales, entre otros órganos, durante los trabajos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies