El Parlamento balear aprueba la tramitación del Decreto turístico de Baleares como proyecto de ley

Actualizado 24/02/2009 17:41:45 CET

El PP aprecia "la bondad de determinados artículos" aunque critica las "muchísimas carencias" que provocan que el proyecto "necesite muchas reformas"

PALMA DE MALLORCA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento aprobó hoy por asentimiento iniciar la tramitación parlamentaria como Proyecto de Ley del Decreto de medidas urgentes para el impulso de la economía de las islas, de modo que los partidos podrán hacer sus propuestas con el fin de ampliar y mejorar la futura normativa, que contempla, entre otras medidas, ventajas para la renovación y rehabilitación de la planta hotelera de Baleares.

Previamente a esta votación, se llevó a cabo otra en la que se aprobó con 30 votos a favor de PSIB, Bloc y Grupo Mixto y 29 abstenciones del PP la validación del Decreto, que recibió así el visto bueno de la Cámara para poder seguir su curso.

Cabe recordar que otra de las condiciones contempladas en el Decreto es la declaración de interés autonómico o insular de las actuaciones que se acojan a la iniciativa, lo que permitirá simplificar y agilizar las inversiones, de modo que éstas tendrán un carácter preferente unido a la reducción general de plazos, especialmente en los ámbitos del urbanismo y el medio ambiente.

Durante el debate de la iniciativa, el consejero de Turismo, Miquel Nadal, señaló que este proyecto, nacido "del más amplio acuerdo político y social logrado en los últimos años", será un instrumento "eficaz" para impulsar la inversión productiva en las islas y destacó que la región balear será pionera, de este modo, en la puesta en marcha de medidas "realistas" anticrisis, "modernizadoras y liberalizadoras", lo que se convertirá "en la clave del éxito para ser modelo de actuación de otras Comunidades".

Nadal recalcó asimismo la necesidad de "ser atrevidos a la hora de tomar decisiones en momentos difíciles", a través del fomento de la competitividad, las inversiones, la creación de puestos de trabajo, el crecimiento de la economía y la generación de riqueza. "Nos encontramos en una etapa de dificultades y en un cambio de ciclo económico, y hay que aceptar los retos del futuro con capacidad y decisión", incidió el titular de Turismo.

Al mismo tiempo, abogó liderar actuaciones "enérgicas para atemperar los efectos devastadores de la crisis", al considerar que el archipiélago tiene la capacidad de "salir de todas las crisis con rapidez", toda vez que manifestó que las condiciones económicas de Baleares son "más positivas" que las de otras autonomías, con un nivel de desempleo más bajo y otros índices que "invitan a cierto optimismo".

En el turno de intervenciones de los grupos parlamentarios, el diputado del PP Francesc Fiol, recalcó la necesidad de desarrollar políticas que vayan en la línea de las determinadas en el decreto, al tiempo que señaló que el artículo 17 es "la razón de ser" de la normativa, aunque señaló que su grupo presentará correcciones a este punto concreto para que se cuente con los Ayuntamientos y Consejos Insulares a la hora de determinar las autorizaciones precisas para la mejora de los establecimientos.

Tal y como ya comentó ayer, se aprecia "la bondad de determinados artículos", pese a las "muchísimas carencias" que provocan que el decreto "necesite muchas reformas", y entre las posibilidades que baraja su formación está la de plantear mediante una enmienda que se incluya la legalización de la situación del campo de golf de Son Baco, en Campos (Mallorca), a fin de dar respaldo a una infraestructura "ligada al turismo y que cuenta con todas las bendiciones normativas".

Fiol aseveró asimismo que otras correcciones irán destinadas a la adecuación del Decreto a los intereses de los diversos sectores productivos de las islas, como los relacionados con el comercio, la agricultura y la ganadería.

Por su parte, la diputada socialista Aina Crespí, resaltó que se trata de un instrumento que reactivará la economía en su conjunto y destacó el consenso que ha caracterizado a su tramitación. También se refirió a su carácter "excepcional" por la situación en la que se ha planteado.

En esta misma línea se pronunció el portavoz del Bloc, Biel Barceló, quien subrayó que el Decreto pretende contribuir a reactivar la actividad económica con inversiones públicas y privadas, objetivos "razonables y oportunos", y recalcó la importancia de modernizar el sector turística. Otros fines es afrontar la regularización de plazas, mejorar zonas maduras y agilizar procedimientos administrativos.

"Este proyecto supone un gran avance pero queda mucho por hacer", puntualizó el portavoz nacionalista, quien aseveró que la tramitación del Decreto no ha estado exenta de "polémicas y dificultades pese a compartir los objetivos", toda vez que abogó por estudiar otras medidas alternativas a esta normativa para ayudar a los sectores que se vean afectados por la actual situación.

Mientras tanto, el diputado del Grupo Mixto Josep Mayans anunció que presentará algunas enmiendas al decreto aunque destacó que éste haya sido impulsado "en base a criterios de pacto político y pensando en su aplicación fácil y efectiva, pese a que necesite algunas modificaciones".

CONTENIDO DEL DECRETO

Entre otros aspectos, establece un plazo de ocho meses para que los establecimientos puedan legalizar las plazas turísticas alegales, para lo cual deberán pagar 4.000 euros por plaza al respectivo Consell Insular, lo que supondría que en Mallorca se podría obtener entre 70 y 90 millones de euros, con el fin de destinarlos a la mejora de las zonas turísticas.

También limita el crecimiento en superficie de los establecimientos turísticos a un 10 por ciento, para que puedan mejorar sus instalaciones con gimnasios, spas o piscinas cubiertas. Respecto al crecimiento en altura, sólo se permitirá para construir la caja del ascensor o de la escalera. Otra de las ventajas de esta iniciativa es la agilización y la simplificación de los trámites turísticos para llevar a cabo inversiones en los establecimientos, ya que si hasta ahora requerían de una autorización previa y otra de actividad, a partir de ahora sólo es necesaria una autorización sectorial única.

En concreto, el título I del Decreto aborda la agilización y simplificación de los procedimientos administrativos -lo que incluye las inversiones de carácter autonómico-, el II se centra en la implantación de nuevas actividades económicas y empresariales o profesionales, y el III establece las medidas en materia de turismo, como la regularización de las plazas y los planes para la mejora de las infraestructuras.

Europa Press Comunicados Empresas