Ernst & Young avisa de que el paro no bajará del 20% hasta 2012

 

Ernst & Young avisa de que el paro no bajará del 20% hasta 2012

Actualizado 12/12/2010 15:04:25 CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La tasa de paro no logrará bajar del 20% de la población activa "como pronto" hasta 2012, mientras que el ajuste emprendido por el Gobierno para reconducir el desequilibrio fiscal no daría frutos y podría no cumplir con el objetivo de déficit público del 3% comprometido con Bruselas para 2013, según las últimas previsiones trimestrales de Ernst & Young.

De este modo, la consultora estima que España sólo podría recortar su déficit al 4% en los tres próximo años, un punto porcentual más que el exigido por el Pacto de Estabilidad Financiera.

Sin embargo, Ernst & Young ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento para éste y el próximo año en dos décimas, al contemplar ahora una caída del PIB del 0,2% en 2010 (una décima mejor que la esperada por el Ejecutivo) y un crecimiento del 0,6% en 2011 (frente al 1,3% que prevé el equipo de Zapatero).

Pese a los leves crecimientos de los dos primeros trimestres de este año, la reducción de la demanda interna ha evitado, según la consultora, que el PIB mantuviera esa tendencia alcista en el tercer trimestre. Así, achaca esta merma en el crecimiento al plan de ajuste fiscal y a la caída de la inversión y el consumo.

Ernst & Young tilda además de "anémica" la situación de la demanda interna española, lo que, advierte, perjudicará a medio plazo el 'despegue' de la economía española. En concreto, espera que el consumo se incremente sólo un 1,1% tanto éste como el año que viene.

Pero a pesar de la advertencia de que España puede no cumplir con el objetivo de déficit de 2013, la consultora resalta como "aspecto positivo" las medidas adoptadas para reconducir las cuentas públicas, con las que estima que el déficit se rebaje al 6,3% en 2011, eso sí, tres décimas más que lo comprometido por el Ejecutivo.

Otro aspecto del que alerta Ernst & Young se refiere a la "precaria" situación económica de las administraciones regionales y locales, que incrementaron su deuda un 26% en el segundo trimestre del año, frente al aumento del 18% de la Administración central.

CRECIMIENTO DESIGUAL EN EUROPA.

En cuanto a la Eurozona, prevé que los planes de ajuste fiscal acometidos por los estados miembros debiliten el PIB en 2011, al reducir el crecimiento del 1,7% esperado para este año al 1,4% de 2011. Además, la consultora espera un crecimiento desigual entre los 16 países que comparten el euro.

"La Eurozona será capaz de salir de esta crisis, aunque dependerá en gran medida de los países del Norte de Europa. Además, las turbulencias en los mercados financieros añaden más incertidumbre a la economía, por lo que este escenario podría empeorar", indicó el economista jefe del informe Ernst & Young Eurozone Forecast, Marie Diron.

En concreto, Alemania seguirá liderando la recuperación económica con un crecimiento del 3,5% para este año y del 2,1% para 2011, lo que contrastará con las caídas de PIB del 3,3% estimadas para Grecia y del 0,7% para Portugal en el próximo año.

De entre todos los escenarios previstos por Ernst & Young, existe un 45% de probabilidades de que el conjunto de la Eurozona crezca un 1,4% en 2011, y un 25% de posibilidades de una recuperación más lenta, con un PIB inferior al 1% el próximo año y al 0,8% en 2012.

CRISIS FINANCIERA A GRAN ESCALA.

El peor de los escenarios previstos por la consultora, esto es, una crisis financiera a gran escala, tiene una probabilidad del 10%, y se produciría como consecuencia de un agravamiento de la crisis de la deuda soberana. Si este fuera el caso, el PIB de la Eurozona se contraería entre un 2% y un 3% para los próximos dos años.

Por ello, la consultora insta al BCE a realizar una nueva inyección de liquidez, como ya ha hecho dos veces la Reserva Federal, para afrontar los retos de una nueva oleada de crisis de deuda e impulsar el PIB un 2% en 2012.

"Resulta inquietante que el BCE se muestre en contra de la estrategia de expansión cuantitativa. Esta postura podría dejar a esa institución sin alternativas para contrarrestar el impacto de una hipotética nueva crisis de la deuda soberana", aseguró Diron, quien también sugirió un 'plan B' sobre la política monetaria de la Eurozona. En este sentido, la consultora recomienda no incrementar los tipos de interés, situados en el 1%, hasta finales de 2011.

MALOS AUGURIOS PARA EL PARO.

En cuanto al mercado de trabajo, también constata las diferencias "evidentes" entre los miembros de la Eurozona, ya que la tasa de paro oscilará entre el 4,4% de Austria y el 20,4% de España. Para los países periféricos, prevé que la tasa de desempleo se mantenga en plano en el "mejor de los casos".

Así pues, no considera que el número de parados en la zona euro se reduzca de los 15 millones de personas hasta 2013. "Es poco probable que se repita el nivel de crecimiento de 2010 a tenor del agravamiento del mercado de bonos y la incertidumbre existente sobre las finanzas públicas y el sector bancario", apostilló el economista jefe de Enrst & Young.

Europa Press Comunicados Empresas
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies