España aportará 11 millones al Banco Asiático para proyectos en los países más pobres de la región

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar



   MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -


   España aportará un total de 17 millones de dólares (11 millones de euros) a la financiación de diversos proyectos que está llevando a cabo el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) en los países más pobres del continente asiático para reducir la pobreza y asegurar un desarrollo sostenido.

   Según indicó hoy el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, en la inauguración oficial de la 41ª Asamblea anual del Banco Asiático que se celebra estos días en Madrid, es necesario que los países más pobres avancen en la mejora y desarrollo del agua, la energía y las infraestructuras.

   En concreto, España aportará 5 millones de dólares (3,2 millones de euros) en 2008 a la Facilidad Financiera de Partenariado del Agua que se destinará a proyectos de provisión de agua en el medio rural y urbano y de embalses.

   Asimismo, contribuirá con otros 5 millones de dólares a la Facilidad Financiera de Partenariado de Energía Limpia, para proyectos de mejora de la seguridad energética, la eficiencia en el uso energético y la expansión de las energías limpias en los países más pobres.

   Además, España también apoyará, con 5 millones de dólares, el desarrollo de las inversiones de infraestructuras urbanas que mejoren el entorno y reduzcan el impacto negativo medioambiental en las ciudades de las economías asiáticas en desarrollo. Asimismo, aportará dos millones de dólares (1,3 millones de euros), junto a Alemania y Suecia, a través del BAsD, a la Iniciativa de la Ciudades en Asia para el desarrollo sostenible de las ciudades.  

   Por otro lado, Solbes destacó que, aunque la economía mundial atraviesa un momento con "ciertas sombras", las economías asiáticas han registrado un crecimiento sólido, pero advirtió de que las economías en desarrollo de la región crecerá un 7,6% este año, un 1,1% menos que en el año anterior, y advirtió de que el incremento de los precios de algunas materias primas, como petróleo y cereales, está afectando de manera especial a los ciudadanos más pobres.

   En este sentido, el ministro de Economía señaló que el crecimiento económico es una condición necesaria para seguir avanzando en la reducción de la pobreza, pero apuntó que "no es suficiente", por lo que es necesario que los países más pobres avancen en la mejora y desarrollo en áreas como el agua, la energía y las infraestructuras, con el doble objetivo de un desarrollo más sostenible y de integración regional.

   De este modo, Solbes destacó la necesidad de financiación y medidas de buen gobierno, así como de políticas sociales de carácter público, destacando la importancia de lograr acuerdos regionales para mantener el crecimiento y la estabilidad económicas.

   El ministro de Economía se felicitó por el acuerdo logrado en Madrid para la reposición del Fondo Asiático para el Desarrollo e hizo hincapié en los objetivos a largo plazo del BasD fijados por la estrategia 2020 diseñada por la institución, entre los que destacó la apuesta por el sector de infraestructuras y la lucha contra el cambio climático.

   Por otro lado, Solbes indicó que la experiencia y apertura de España puede representar un ejemplo útil para Asia y subrayó el creciente volumen de intercambios y relaciones comerciales entre España y los países de la región, una tendencia que pronosticó que "se reforzará en los próximos años", al mismo tiempo que indicó que el BasD "puede ser la plataforma a través de la que España puede colaborar".

   EUROPA ES UNA INSPIRACIÓN PARA EL BANCO ASIÁTICO

   En este sentido, el presidente del BasD, Haruhito Kuroda, afirmó que "Europa es una inspiración" por su compromiso con la apertura de mercados y el buen gobierno, aunque precisó que "Asia es muy diferente", y apuntó que la integración en la región se producirá a "varias velocidades y por varias vías".

   Por otra parte, Kuroda advirtió de que existe una dimensión humana en el actual proceso de incertidumbre y desaceleración económicas, donde los más pobres son los que sufren más las subidas de precios de los alimentos y de la energía.

   A este respecto, el presidente del BasD afirmó que la actual coyuntura obliga a introducir medidas para que los pobres puedan acceder a los alimentos y la energía, y adelantó que la institución que preside aportará ayuda financiera "inmediata", así como apoyo a diferentes instituciones agrícolas internacionales.

   No obstante, Kuroda se mostró optimista de cara al futuro tras haber establecido los objetivos a largo plazo de la nueva estrategia 2020 del banco, entre los que destacó la importancia del sector privado, el buen gobierno, la igualdad, el conocimiento y el análisis, así como del desarrollo de las capacidades existentes.

   Así, el presidente del BasD apuntó que "un sector privado robusto es esencial para atraer inversiones y crear puestos de trabajo de calidad".


Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies