España será propietaria del 10% de la Fuente Europea de Espalación de Neutrones

Ministra de ciencia e innovación, Cristina Garmendia
EP
Actualizado 10/06/2009 18:32:07 CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

España será propietaria del diez por ciento de la Fuente Europea de Espalación de Neutrones (ESS, por sus siglas en inglés), gracias al acuerdo con Suecia y en virtud de su aportación al proyecto, además de ocupar la vicepresidencia del Consejo de Gobierno de la instalación, según anunció el miércoles la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, tras la firma del convenio con el ministro de Educación Superior e Investigación sueco, Lars Leijonborg, en la sede del ministerio español.

"En cuanto al inicio de los trabajos, puedo asegurarles que será de forma inmediata en Bilbao. Me reuniré el próximo mes con el lehendakari y sus consejeros para trazar la hoja de ruta que nos lleve a la inmediatez de la puesta en marcha", comentó la titular de Ciencia, al tiempo que resaltó su compromiso con Suecia, cuyas obras comenzarán en 2011, momento en el que las instalaciones españolas estarán funcionando para dar servicio a todos los aspectos que requiera el proyecto global.

Así, explicó que España protagonizará, "por primera vez", una gran infraestructura europea. "Desde el punto de vista científico se trata de un gran esfuerzo, además de una magnífica noticia para Europa, como ya lo han manifestado países como Alemania o Francia", señaló.

Concretamente, este acuerdo formaliza una candidatura conjunta entre España y Suecia para el desarrollo de esta infraestructura que sienta las bases de un proyecto único con dos sedes: una principal en Lund (Suecia) y otra en Bilbao, en el parque tecnológico de Zamudio, complementaria a la sueca.

En este sentido, la sede de Bilbao contará con tres instalaciones: un centro tecnológico para investigación, desarrollo, diseño y fabricación de aceleradores (el componente más importante de la ESS, según Ciencia); un laboratorio de pruebas, que se constituye como el centro principal de ensayos de la ESS; y un centro de desarrollo de software que incluye una estación de acceso remoto para que científicos de todo el mundo puedan hacer experimentos en la ESS desde Zamudio.

Además, la instalación de Bilbao tiene previsto dar servicios de investigación y desarrollo tecnológico a otros proyectos internacionales en el área de la Física de Partículas, como los de Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Japón.

El desarrollo de la sede en Bilbao supone una inversión de 180 millones de euros, donde se incluyen los 30 millones de euros ya comprometidos en 2009, 15 del Gobierno de España procedentes del 'Plan E' y otros 15 del Gobierno vasco.

"Ahora se maneja un proyecto desde hace años, que ahora es necesario actualizar del proyecto final, que albergará Suecia y España. El presupuesto ahora mismo está en torno a los 1.500 y 1.300 millones de euros. El rediseño de la fuente nos llevará a la cifra final, un proyecto en la que España ya estaba inmersa, y que deberá contar con la última tecnología", comentó.

Por su parte, el ministro sueco explicó que en los años noventa se habló de la necesidad de tres fuentes de espalación en el mundo, que Japón y Estados Unidos ya contaban con una y España quince años después. Además, puntualizó que en el proyecto global estarán inmersos hasta cinco mil científicos. Por su parte, Garmendia indicó que en Bilbao trabajarán hasta ochenta investigadores.

"Es una gran noticia para España y Europa. Es importantísimo esta sana forma de competir que pasa a colaborar, de una manera que estableceremos el próximo año, con la coyuntura de las presidencias sucesivas de la Unión y quiero manifestarles mi satisfacción por el acuerdo", concluyó Garmendia.

FUENTE DE NEUTRONES POR ESPALACIÓN

La instalación supondrá una fuente de neutrones de nueva generación, considerada prioritaria por el VII Programa Marco de I+D 2007-2013 de la Unión Europea, según explica el Departamento de Ciencia. Concretamente, es uno de los 35 proyectos que el Foro Estratégico Europeo para las Infraestructuras de Investigación (ESFR, por sus siglas en inglés) ha decidido desarrollar dentro de este programa marco.

La Espalación supone una forma rápida y a gran escala de producir neutrones, partículas de núcleo de los átomos, que sirven para estudiar materiales, su condición, características y propiedades. Además, el MICINN señala que la observación de los neutrones es "sumamente útil" para la investigación básica, pero también para la aplicada, en el ámbito médico e industrial, en terapias contra el cáncer, el análisis estructural de alimentos o materiales, en campos como la Ingeniería, Aeronáutico, automoción o la electrónica, medio ambiente, Física teórica, entre otros.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies