Los Ferrocarrils de la Generalitat estarán parados al menos dos meses porque "la prioridad" es Cercanías

Actualizado 22/10/2007 16:13:00 CET

BARCELONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal, anunció hoy que la línea de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) afectada por las obras del AVE desde el sábado mantendrá parado su tramo Europa Fira-Avinguda Carrilet "un mínimo de dos meses", porque "la prioridad es restablecer el servicio de Cercanías", que tiene más del doble de usuarios que FGC.

En rueda de prensa tras reunirse el Centro de Coordinación de la Operación Ferroviaria (Cecof), Nadal explicó que el tramo afectado de FGC tiene "menos de la mitad de pasajeros que Cercanías, y además tienen el Metro como alternativa".

Esta misma mañana, los usuarios del servicio de Cercanías de Renfe tuvieron que hacer esta mañana largas colas para poder coger un autocar en la estación de Gavà en dirección a Barcelona. El amplio dispositivo de informadores desplegado por Renfe no evitó que se formaran aglomeraciones, principalmente entre las 7 y las 10 horas, la franja con mayor afluencia de usuarios. Además de las colas en la estación, hubo retenciones en las carreteras de acceso a Barcelona, que retrasaron todavía más el viaje.

La flota de autocares de Renfe presta su servicio en la zona industrial, en el lado mar de las vías de tren. Allí, los autocares estacionan para dar servicio a los usuarios de la Línea 2 de Cercanías procedentes de Castelldefels, Sitges, Vilanova i la Geltrú o Sant Vicenç de Calders. Se trata de la línea con más usuarios de toda España y esto ha provocado largas colas en hora punta. Los pasajeros descendían en la estación de Gavà y se dirigían al paso subterráneo, completamente bloqueado por la gran presencia de viajeros.

El tiempo de espera medio para coger un autocar era de entre 15 y 20 minutos. "Entre lo que tenemos que esperar para subir al autocar y el atasco que nos espera en la entrada a Barcelona, creo que voy a tardar el doble de tiempo de un viaje habitual", explicaba Sandra Ramírez, una usuaria habitual de la línea.

Muchos viajeros llegaban esta mañana a sus estaciones sin saber que tendrían que bajar del tren en Gavà y coger un autobús hasta la plaza de Espanya de Barcelona. "Sabía que la línea estaba cortada, pero yo pensaba que habría autobuses desde El Prat hasta Sants", comentaba Josep Bellver, uno de los pasajeros, que se preguntaba "quién me va a pagar el billete de metro en Barcelona".

Los usuarios también expresaron sus quejas por la falta de información para llegar a sus destinos. "Yo tengo que ir a Bellvitge y un informador me ha dicho que podía ir en autobús y ahora resulta que no es así y que tengo que coger la Línea 1 del Metro en Espanya", explicaba Laura Puig, procedente de Castelldefels.

Además de las demoras por la afluencia de viajeros y por el tráfico, algunos usuarios vieron cómo el conductor de su autocar se perdía al desconocer con exactitud el trayecto que tenía que seguir. Uno de los pasajeros explicó que "nuestro conductor era de Almería, llegó anoche a Barcelona y le enseñaron el camino. Y, claro, esta mañana ya no se acordaba. Le hemos tenido que indicar cómo llegar a Gavà y hemos tardado dos horas desde la plaza de Espanya".

En cuanto al resto de estaciones del Baix Llobregat afectadas por la suspensión de la Línea 2 de Cercanías, no se registraron excesivos problemas. En El Prat y Viladecans, la afluencia de viajeros fue menor que en otros días y los autocares circularon sin estar completamente llenos. En la estación del aeropuerto hubo una gran fluidez gracias a la flota de autocares que enlazaba con las estaciones de Sants y de França y al tren lanzadera que enlazaba con El Prat.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies