El FMI recorta su previsión de crecimiento para España al 1,8% en 2008

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar




   WASHINGTON, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recortado sus previsiones de crecimiento para España hasta el 1,8% en 2008, lo que supone seis décimas menos que en su estimación anterior, y pronostica un crecimiento del 1,7% en 2009, ocho décimas menor.

   La previsión para 2008 es muy inferior a la estimación que actualmente baraja el Gobierno, del 3,1%, y además, el Fondo pronostica más problemas para la economía al prever que la inflación media se disparará hasta el 4% en 2008, para posteriormente moderarse al 3% en 2009.

   El Fondo prevé además un aumento en la tasa de paro de España, hasta alcanzar el 9,5% en 2008 --1,2 puntos más que en 2007 (8,3%)--, y el 10,4% en 2009, 2,1 puntos más.

   La institución considera además que España forma parte del grupo de países, entre los que también se incluye Reino Unido y algunas economías emergentes, que están más expuestos al ciclo de desaceleración por ser más vulnerables a "sostenidas correcciones" en el sector inmobiliario.

   Por otra parte, el fondo prevé un descenso en el superávit estructural de España, lo que podría incidir en la eurozona, cuyo déficit fiscal se verá perjudicado además por los saldos negativos de Alemania e Italia.

   LA CRISIS MÁS GRAVE DESDE LA 2ª GUERRA MUNDIAL

   La institución recortó drásticamente su estimación de crecimiento mundial, hasta el 3,7%, cinco décimas menos que su anterior previsión y 1,2 puntos menos que el 4,9% registrado en 2007.

   "La economía global está perdiendo ímpetu frente a una crisis financiera que se cuenta entre las más graves desde la segunda guerra mundial", declaró el director del Departamento de Investigación del organismo, Charles Collins.

  Según informó Collins, esta desaceleración será más intensa en EEUU que sufrirá una "recesión suave" en 2008. La institución estima que la primera economía del mundo crecerá un 0,5% en el presente ejercicio, y que se recuperará "moderadamente" en 2009, cuando crecerá un 0,6%.

   "La desaceleración es particularmente aguda en las economías avanzadas, particularmente en EEUU, donde la vivienda continua en corrección y las tensiones financieras son mas graves" declaró Collins.

   La crisis afectará de manera más moderada a la eurozona, región para la que el Fondo pronosticó un crecimiento del 1,4% en 2008, lo que supone dos décimas menos que su estimación anterior, y del 1,2% en 2009.

   Las causas de la ralentización de la eurozona, son, según el Fondo, "los desbordamientos comerciales, las tensiones financieras y un ciclo negativo de la vivienda en algunos países".

   La economía nipona, por su parte, se mostrará más resistente a la crisis global y crecerá un 1,4% en 2008, una décima por debajo de la anterior previsión, y un 1,5% en 2007.

   Las consecuencias de la desaceleración de la economía global no serán tan alarmantes, sin embargo, para las economías emergentes ya que "sufrirán un recorte del crecimiento como consecuencia del enfriamiento de la economías avanzadas, pero resistirán mejor que en el pasado el enfriamiento de la economía estadounidense", precisó Collins.

   UN 25% DE POSIBILIDADES DE RECESIÓN GLOBAL

   El FMI señaló que aunque los riesgos sobre estas perspectivas a corto plazo siguen orientándose a la baja, existe una posibilidad del 25% de que el crecimiento mundial disminuya al 3% o menos en 2008 y 2009, "lo que equivale a una recesión mundial".

   Uno de los riesgos "más graves" lo constituyen, tal y como lo expresó ayer el Fondo en su informe sobre estabilidad financiera, "los sucesos que continúan viviendo los mercados financieros" y, sobre todo, los daños y pérdidas provocados por el 'subprime' en el balance de las instituciones financieras causando una "contracción crediticia".

   El Fondo destaca entre sus recomendaciones para disipar los riesgos un control de la inflación, que en estos momentos se encuentra en niveles históricos en la mayoría de las economías avanzadas como consecuencia del encarecimiento del crudo y de los alimentos.

   A este respecto recomienda a las autoridades monetarias "mantener un equilibrio delicado entre disipar los riesgos que pesan sobre el crecimiento y evitar un aumento de la inflación".  

   El FMI considera adecuados los abultados recortes de tipos de interés ejecutados por la Reserva Federal estadounidense (Fed) en los últimos meses dada la coyuntura económica, pero se muestra preocupado por el reciente aumento de la inflación.

   El Banco Central Europeo (BCE), por su parte, tendrá margen para aplicar recortes de tipos cuando se modere la inflación, lo que sucederá en 2009 "ya que el panorama se presenta cada vez más negativo para la actividad".


Europa Press Comunicados Empresas