La Generalitat recuerda al Gobierno que el 9 de agosto debe estar constituido el Consorcio Tributario

Actualizado 02/01/2008 17:52:51 CET

Montilla afirma que quienes todavía se oponen al Estatuto quieren "erosionar el Estado de Derecho"

BARCELONA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Diversos representantes del Gobierno de la Generalitat, entre ellos el presidente catalán, José Montilla, recordaron hoy durante la inauguración de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) que "antes del 9 de agosto" debe estar constituido el Consorcio Tributario entre el Gobierno catalán y la administración del Estado.

El secretario general de Economía y Finanzas de la Generalitat y presidente de la ATC, Martí Carnicer, afirmó que la creación del Consorcio Tributario "tiene unos plazos fijados y se deben cumplir".

José Montilla aseveró que la ATC es un "paso adelante para avanzar hacia el Consorcio Tributario" y se mostró "convencido" de que se cumplirán los objetivos estatutarios "tanto en materia tributaria como de financiación", a la vez que se irá estableciendo la "cooperación" entre Estado y Generalitat.

Recalcó que "Cataluña es una vez más la primera en disponer de un ente con personalidad jurídica propia y autonomía funcional para recaudar los tributos propios y los cedidos totalmente y para hacer efectiva la capacidad sancionadora prevista en la ley".

El presidente catalán expuso que la ATC permitirá a Cataluña "mejorar la gestión, tramitar impuestos e incrementar la información" en base a tres ejes: "más autonomía, más eficiencia en la gestión y mejor servicio al ciudadano".

El conseller de Economía y Finanzas, Antoni Castells, y el director de la ATC, Josep Costa, remarcaron la "voluntad de servicio" del nuevo organismo tributario catalán, así como la creación durante 2008 de la 'ventanilla única', que debe permitir que el ciudadano pueda presentar la documentación de cualquier impuesto tanto en oficinas de la administración del Estado como de la catalana.

Castells argumentó que con la creación de la ATC, la Generalitat es "más fiscalmente responsable" y consigue "más autogobierno para servir mejor a los ciudadanos". Calificó a la ATC de "referente" en descentralización tributaria e hizo un llamamiento a tener "ambición y confianza".

"NO SOMOS INSOLIDARIOS".

Montilla destacó: "Tenemos el derecho y el deber de cumplir el Estatuto y sería una irresponsabilidad no hacerlo. Aquellos que todavía hoy quieren parar el despliegue del Estatuto también quieren en el fondo erosionar la legitimidad del Estado de Derecho, y eso sí que no lo podemos permitir".

"La creación y entrada en funcionamiento de la ATC simboliza el rigor político e institucional que guía la actuación de la Generalitat en relación a los objetivos del despliegue estatutario. Estamos fortaleciendo el autogobierno y estamos haciendo Estado con una Generalitat que respeta el marco constitucional y que coopera con las otras instituciones" y "no somos insolidarios", añadió.

AUSENCIA DEL PP Y CiU.

El presidente del Gobierno catalán concluyó la inauguración de la ATC dando la bienvenida al 2008 "con un avance firme en el autogobierno". El acto contó con la presencia de representantes parlamentarios de todos los grupos catalanes excepto del PP y CiU, y con empresarios como el presidente de Pimec, Josep González, el de Fepime, Eusebi Cima, y el de Cecot, Antoni Abad.

La ATC tiene su sede central en la calle Fontanella de Barcelona, en el mismo edificio del departamento de gestión de la dirección general de Tributos, y tiene una delegación en cada una de las capitales de provincia. En unos tres años la ATC ocupará una nueva sede más amplia y definitiva.

La ATC es un organismo público adscrito a la Conselleria de Economía y Finanzas de la Generalitat cuyo reglamento se articula a través de dos fórmulas jurídicas específicas: el contrato-programa y el programa anual de actuación.

El primero tiene carácter plurianual y fija la orientación estratégica y los criterios de actuación de la Agencia, además de especificar los resultados previstos e incluir indicadores medibles que permitan evaluar su cumplimiento.

Por su parte, el programa anual de actuación es un documento más operativo que fijará anualmente unos objetivos concretos tanto en materia de control tributario como de prevención y lucha contra el fraude fiscal. También detallará los objetivos en relación a la mejora de la asistencia al contribuyente.

El reglamento establece que la Agencia disponga también de un servicio jurídico propio formado por abogados de la Generalitat y, además, cuente con una unidad especial denominada Inspección de Servicios, que se encargará de supervisar el funcionamiento interno de la ATC y de evaluar el nivel de atención que ofrece a los contribuyentes.

Para 2008, esta agencia dispone de un presupuesto de 32,8 millones de euros y ocupará a 347 personas, traspasadas de la dirección general de Tributos. Durante el año prevé registrar un volumen de gestión de tributos propios y de tributos cedidos completamente de 5.100 millones, según las previsiones de ingresos de los presupuestos catalanes para 2008.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies