Gobierno anuncia el cierre de la central para el 5 de julio de 2013

 

Gobierno anuncia el cierre de la central para el 5 de julio de 2013

EP
Actualizado 02/07/2009 23:42:27 CET

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, confirmó este jueves el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) para el 5 de julio de 2013, una decisión que calificó de "meditada pero que no ha sido fácil de tomar".

En una rueda de prensa acompañado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, el titular de Industria justificó el cierre de la central con cuatro argumentos. "Es políticamente coherente, laboralmente responsable, técnicamente justificable y energéticamente asumible", señaló.

Así, indicó que es "políticamente coherente" porque supone cumplir el programa electoral socialista, que apuesta por la economía sostenible, por las energías renovables y el ahorro energético. Igualmente, insistió en que se trata de una decisión "laboralmente responsable", porque los trabajadores de la central, tanto directos como indirectos, son la "prioridad" del Gobierno.

En este sentido, señaló que el Ejecutivo cuenta con un margen de cuatro años para ofrecer una "buena alternativa industrial" en la zona que garantice el empleo de los trabajadores de la central y "revitalice la región". "La actual coyuntura económica y social aconseja que impulsemos un plan de actuaciones para el desarrollo económico del entorno de la instalación con vistas a paliar el impacto de su cese de explotación", añadió.

Además, explicó que es "técnicamente justificable" porque la central ha cumplido con la vida para la que fue diseñada, y además produce más residuos que el resto de las centrales, "dadas sus características técnicas". En su opinión, las piscinas de residuos estarían cercanas a verse agotadas si la instalación burgalesa operase más allá de 2013.

Por otra parte, comentó que Garoña es "energéticamente asumible" porque la seguridad de suministro está "plenamente garantizada" gracias al mix energético español. En este sentido, recalcó que el resto de centrales podrán seguir operando hasta el "final de su vida útil", al menos hasta que cumplan cuarenta años y siempre que cuenten con las condiciones de seguridad establecidas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Asimismo, Sebastián indicó que la orden ministerial de este "Plan Garoña", por la que la central nuclear debe cesar su actividad, "no contempla" un escenario "reversible", ante un cambio de gobierno en las próximas elecciones de 2012. "En la propia orden se contemplan los pasos que tiene que dar la empresa para el cese de actividad, así como en materia de inversiones", añadió.

En la misma línea, aclaró que la decisión sobre el cese de Garoña "no tiene nada que ver" con el emplazamiento para una posible construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC). "Es una decisión independiente del cese de actividad y que tomará en un futuro próximo el Gobierno de forma consensuada con los municipios candidatos", puntualizó.

UN PLAN PARA MANTENER O INCREMENTAR EL EMPLEO

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, avanzó que este viernes elevará al Consejo de Ministros, junto a Industria, un informe para impulsar un plan de actuación territorial como alternativa económica a la central nuclear, que tendrá como objetivo fundamental crear tantos puestos de trabajo como los existentes o incluso incrementarlos.

En favor de este plan, Corbacho recordó que la UE permite acceder en esta zona a ayudas directas a fondo perdido para cubrir inversiones en nuevas actuaciones económicas. De este modo, podría subvencionarse hasta el 50 por ciento de la inversión necesaria, mientras que el resto podría obtenerse mediante créditos preferentes con coste cero. "Debemos aprovechar esa situación", añadió.

Más aún, preguntado por la dotación económica que tendrá el "Plan Garoña", Corbacho indicó que ello dependerá, entre otras cosas, de las subvenciones que se reciban, pero adelantó que "Industria trabaja con escenarios para subvenciones que en cuatro años podrían estar en los 100 millones de euros, pero que se complementarán con otros planes de inversión que se derivarán de lo que se vaya conviniendo".

A modo de avance, Corbacho concretó los "cinco ejes" que debería seguir este proyecto alternativo: la reindustrialización de la zona, una mejora de las infraestructuras que ayude a aumentar la movilidad y la competitividad del entorno, un impulso del turismo en la zona, un plan social de orientación y formación de la plantilla de Garoña y la compensación económica a aquellos ayuntamientos que pudieran ver mermados sus ingresos.

Finalmente, Sebastián concluyó la rueda de prensa subrayando que el Gobierno "no va a olvidar" a los trabajadores de la central burgalesa y va a trabajar por ellos. Con esta decisión, la autorización para operar se extenderá durante los próximos cuatro años frente a los diez que solicitaban los titulares de Garoña y a los que el CSN dio el visto bueno. De este modo, se convertirá en la primera central nuclear que opera más de 40 años en España.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies