Gobierno vasco, Diputaciones y Eudel abordarán hoy el problema de la crisis en un encuentro precedido por la polémica

 

Gobierno vasco, Diputaciones y Eudel abordarán hoy el problema de la crisis en un encuentro precedido por la polémica

Actualizado 20/07/2009 9:25:10 CET

Mendia dice que su presencia será "al más alto nivel" mientras PSE denuncia "hipersensibilidad protocolaria", acusación que niega el PNV

BILBAO, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Representantes del Gobierno vasco, las tres diputaciones vascas y la Asociación de Municipios Vascos, Eudel, se reunirán hoy en lo que ya se ha denominado como "mini-cumbre anticrisis" y cuya celebración ha venido precedida por la polémica de su convocatoria.

Pese al intercambio de críticas entre representantes del Ejecutivo socialista y de las instituciones forales, gobernadas por el PNV, los asistentes intentarán evaluar la actual coyuntura económica e iniciar el camino que lleve a acuerdos para atajar la crisis.

Desde el Gobierno vasco, su portavoz, Idoia Mendia, que también acudirá a la cita, ha destacado que la presencia del Ejecutivo será "al máximo nivel", mientras el PSE insiste en la "hipersensibilidad protocolaria" de los ausentes, una acusación que rechaza el PNV, que atribuye el problema a la "pérdida de perspectiva" del lehendakari, a quien acusa de sentir "vértigo" a "contrastar con las diputaciones.

La iniciativa de la reunión partió del Gabinete López, a través de su consejero vasco de Economía, Carlos Agirre, quien dirigió sendas cartas a los presidentes del Ejecutivo de la Diputación de Bizkaia, José Luis Bilbao, de Gipuzkoa, Markel Olano, y de Álava, Xabier Agirre, así como al presidente de Eudel, Jokin Bildarratz, citándoles a un encuentro para plantear iniciativas ante la crisis económica y la caída de la recaudación en el País Vasco.

Las negativas de los diputados generales a asistir no se hicieron esperar. El primero en anunciar su rechazo fue Olano, quien indicó que "a convocatorias del lehendakari, asiste el diputado general", por lo que "si la convocatoria es de un consejero", irá un representante de la Diputación guipuzcoana. Bilbao también sugirió que a la cita debería acudir el lehendakari mientras Agirre excusó su ausencia ante los problemas para "cuadrar agendas".

El consejero vasco de Economía mantuvo, sin embargo, la convocatoria, a la que acudirán los responsables de cinco Departamentos, el de Industria, Bernabé Unda, el de Transportes, Iñaki Arriola, la de Administraciones Públicas, Idoia Mendia, la de Empleo, Gemma Zabaleta, y él propio Carlos Agirre.

Un día más tarde, el propio lehendakari ratificaba la convocatoria y deseaba que "el único problema" de los diputados generales lo constituyera el protocolo, porque "no podemos andar mirando qué partido gobierna en cada institución y si nos caemos bien o mal".

AL MÁS ALTO NIVEL

Desde el Gobierno vasco se entiende que su presencia será "al más alto nivel" aunque los tres diputados generales "abusaron de la buena fe" del consejero de Economía, Carlos Agirre.

En una entrevista a Europa Press, la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendía, lamentó que desde la Presidencia de las diputaciones "se antepongan cuestiones protocolarias a una reunión que es de un hondo calado, en la que vamos a tratar de coordinarnos todas las instituciones para ver cómo se afronta el próximo ejercicio".

"Es lamentable, pero la reunión se va mantener, por nuestra parte, al más alto nivel, porque para nosotros es muy importante y no vamos a dejar de acudir los cinco consejeros. Esperamos resolver cuestiones que podían haber sido resueltas con los diputados generales", manifestó.

Sin embargo, el presidente del Gipuzko Buru Batzar (GBB) del PNV y portavoz parlamentario, Joseba Egibar, expresó su convicción de que el "problema" surgido a raíz de la convocatoria "no es el protocolo" sino de la "pérdida de perspectiva" del lehendakari, a quien acusó de sentir "vértigo" a "contrastar con las diputaciones".

A su juicio, el origen estaría en el "desconocimiento de la perspectiva institucional de este país, de pérdida de perspectiva de quien ostenta la máxima representación, que es el lehendakari, del qué proponer, qué hacer y que le entre cierto vértigo a la hora de contrastar con las diputaciones los programas, de poner negro sobre blanco".

Sin embargo, el PSE mantiene la convicción de que el "desaire" de los diputados generales es fruto de una "pataleta infantil" de los dirigentes de la institución foral, que se han dejado llevar por una "hipersensibilidad protocolaria".

Para su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor, la negativa a acudir al encuentro es "una especie de rabieta o mala actitud" ante el hecho de que el Gobierno "haya tomado la iniciativa de plantear propuestas para salir de la crisis, y hablar de este Presupuesto, del que viene y de los próximos cuatro años". "Porque -interpretó- en parte desmonta esa teoría del PNV de que son ellos quien tienen la iniciativa y protagonizan el debate político".

OBJETIVOS

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Carlos Agirre, tratará hoy que las instituciones de consensúen actuaciones para los ejercicios 2009 y 2010 ante la "gravedad" de la crisis económica e iniciar un proceso de reflexión estratégica para el periodo 2010-2013.

El objetivo del encuentro será analizar la "grave" situación económica que atraviesa Euskadi y que afecta "especialmente" a los ingresos y a la recaudación por parte de las diputaciones y, en definitiva, a "las posibilidades de gasto" que existen hasta el cierre del año.

En concreto, se abordarán tres grandes cuestiones, entre las que destaca la de hacer frente al cierre de 2009, con la estimación del déficit con el que se podría concluir el ejercicio y el análisis de las posibles actuaciones que se pueden poner en marcha "para corregirlo".

Fuentes del Departamento de Hacienda indicaron que esas propuestas de actuación "conjunta" estarán sobre la base de un escenario "real", que se caracteriza por la "restricción presupuestaria". Por ello, se abordará el recorte de gastos, de "duplicidades", así como la reducción de las "ineficiencias" que puedan existir en el sistema de atención pública".

Otro de los ejes se centrará en el ejercicio 2010, en el que el Gobierno vasco plantea fijar, con los actuales datos disponibles, el escenario macroeconómico desde el punto de vista de los ingresos. A partir de ahí, el Ejecutivo quiere definir las propuestas de actuación durante el próximo año que puedan contribuir a "no tener que reducir los servicios públicos básicos, asistenciales y sociales".

La tercera gran cuestión que se evaluará tiene como horizonte el medio plazo. En concreto, el Gobierno vasco invitará a las diputaciones forales y a Eudel a que participen en un proceso de reflexión estratégica que inicia el Ejecutivo y en el que se quiere contar la colaboración de diputaciones y Eudel con el objetivo de establecer el escenario 2010-2013. Esa reflexión supondrá analizar y determinar la actual tendencia económica, así como cuál puede ser el modelo socioeconómico alternativo una vez superada la crisis económica.

También se tratarán de definir los objetivos estratégicos y políticas de actuación y se debatirá sobre la racionalización del gasto que se deba llevar a cabo. Esta reflexión incluye evaluar cuáles pueden ser los límites del sector público en función de su capacidad financiera. En definitiva, se tratará de establecer el escenario de estabilidad financiera y presupuestaria del año 2010 al 2013.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies