Sindicatos minoritarios movilizan unas 10.000 personas en Gijón escoltados por un amplio dispositivo policial

Actualizado 29/09/2010 18:08:26 CET

GIJÓN/OVIEDO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Unas 10.000 personas se movilizaron este miércoles en Gijón en una manifestación en contra de la Reforma Laboral ---según datos de los sindicatos minoritarios convocantes--, que ha discurrido tranquila desde la plaza del Humedal hasta el Náutico bajo un amplio dispositivo policial. La respuesta ciudadana se ha puesto de manifiesto cuando la cabeza de la movilización llegó al Náutico y la cola aún estaba por la plaza del Parchís y tenía que llegar hasta el Ayuntamiento antes de finalizar el recorrido.

Una vez en el Náutico, el secretario general del sindicato CGT, Jorge Muñiz, que ha avanzado que las movilizaciones continuarán más allá de este día, ha mostrado su total disconformidad con la Delegación del Gobierno, por el numeroso dispositivo policial que les había acompañado. "Parece que somos delincuentes", ha recriminado. "No nos van a intimidar", ha dejado claro.

"Que sepa la autoridad y la Policía que cuando hacemos manifestaciones son de ámbito pacífico", ha apostillado antes de justificar que si hay algún incidente es porque alguien quiere que no puedan protestar los trabajadores. De hecho, la manifestación discurrió sin problemas a excepción de un pequeño altercado entre los participantes en la movilización y una oficina de publicidad que estaba abierta, en Palacio Valdés, a la que recriminaron que no cerraran por la huelga.

Asimismo, ha calificado la huelga general en Asturias y Gijón de "total éxito". Sobre esta última, ha señalado que ha quedado paralizada y ha añadido que es una vez más una ciudad "obrera y combativa".

Muñiz también ha recalcado la masiva participación de la manifestación y ha recriminado a CCOO y UGT que pusieran "pegas" para actuar en unidad de acción. "Ellos si desmovilizan", ha acusado antes de recriminarles que acepten pactos con Gobiernos de izquierdas y derechas.

A este respecto, ha expresado su deseo de que ambos sindicatos cambien, por que si no, "habrá que tomar medidas". Muñiz ha pedido al Gobierno que no continúe en esta misma línea y ha adelantado que habrá futuras movilizaciones, aunque sea sólo en Asturias con huelga general o parcial.

Además, ha criticado que el Gobierno "haya perdido la vergüenza personal y política", pero no la de tratar a los trabajadores como a niños, en su opinión. También ha asegurado que el PSOE no puede excusarse en la crisis internacional porque nadie les obligó a recortar las pensiones o salarios. Muñiz, asimismo, ha rechazado la política tanto del PSOE como del PP y ha atacado a determinados medios de comunicación que ha considerado como "nazistas".

En el acto han intervenido también la secretaria general de Suatea, Beatriz Quirós, y un representante de la CSI ha leído un comunicado. La primera ha alertado sobre el desmantelamiento de los servicios públicos y, en concreto, sobre el empeoramiento de las condiciones de trabajo en la enseñanza al haber cada vez menos profesores.

También ha animado a "no quedar cruzados de brazos" y ha señalado que queda una ruta por delante "difícil y dura", con nuevas movilizaciones "en breve". En este sentido, ha avanzado que probablemente la próxima sea en defensa de las pensiones y para que no se alargue la edad de jubilación, además de recordar que en esta jornada también hay movilizaciones en toda Europa contra el desmantelamiento del Estado del Bienestar.

CRÍTICAS A LA POLICÍA

En cuanto al comunicado de la CSI, también ha habido críticas al despliegue policial con "unos matones de Corporación Dermoestética que no dan ni miedo ni nada". Además, se ha recriminado a CCOO y UGT por convocar una huelga "tarde, mal y mucho nos tememos que pactada" y por querer arroparse la representación de los trabajadores "con su ejército de liberados".

Por otro lado, la manifestación ha partido algo después de las 13.00 horas de la plaza del Humedal, formada por los diversos sindicatos convocantes : CGT, CSI, Suatea y SFO. En la cabecera, se podía ver un enorme cartel con el lema: 'Asturies nun ye Grecia* pero tamos en ello. No saldremos de su crisis si no salimos a la calle'.

Fueron unas 10.000 personas las que discurrieron por el centro de Gijón, acompañados hasta de una par de bandas de música y representantes de otros partidos como UNA (Unidá Nacionalista Asturiana), y con múltiples banderas y pancartas, como la que pedía la reapertura de Juliana o la de los trabajadores de Thyssen, con un escueto 'Despierta ya'. Los cánticos también han acompañado la comitiva, con frases como 'Zapatero, amigo del banquero' o 'El pueblo unido, jamás será vencido'.

Antes del acto en la plaza del Náutico, Jorge Muñiz (CGT) ha señalado a los periodistas que con esta movilización buscan que CCOO y UGT no vuelvan a pactar con el Gobierno, al que insta a examinar el resultado de la huelga. También ha instado a ambos sindicatos mayoritarios a que les tengan en cuenta en la negociación.

Por su lado, el secretario general de CSI, Samuel Fernández, ha apuntado a la prensa que la huelga ha sido un éxito, aunque ha lamentado que no hubiera sido convocada hace tiempo. También el miembro de este sindicato, Cándido González Carnero 'Cándido', ha indicado que es necesario que la movilización social sea continuada y ha criticado la identificación de muchos piquetes por parte de la policía.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies