Indiana 'rescata' una autopista de Isolux y Roadis por el retraso en su construcción

Isolux Corsán
ISOLUX
Publicado 19/06/2017 18:26:19CET

Las empresas deberán además pagar 62 millones de dólares

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Estado de Indiana (Estados Unidos) se ha quedado con el proyecto de construcción de un tramo de la autopista I-69 que adjudicó a Isolux y Roadis en febrero de 2014, ante el retraso que acumulaba su construcción, dado que la vía debería estar lista este año 2017.

Indiana y las dos empresas han resuelto el contrato mediante un acuerdo, si bien las compañías, además de perder el proyecto, deberán pagar 62 millones de dólares (unos 55,4 millones de euros), según informó Indiana Finance Authority (IFA).

De este importe, 12 millones de dólares (unos 10,7 millones) se destinarán a los tenedores de bonos emitidos en el marco del proyecto y los 50 millones (44,6 millones de euros) restantes al IFA.

Los retrasos en la construcción de esta autopista derivan de los problemas de liquidez que Isolux, actualmente en 'preconcurso' de acreedores y controlado por sus bancos, registra desde hace dos años, que le han impedido acometer las obras que tenía en marcha.

No obstante, Roadis, firma del fondo de inversión canadiense PSP, indica en un comunicado que "circunstancias imprevistas" son las que llevaron a acumular los retrasos" que, no obstante considera "normales en proyectos de esta dimensión y complejidad". A pesar de ello, la firma "respeta" la decisión del IFA de asumir el control del proyecto.

Indiana adjudicó la sección cinco de la I-69 en febrero de 2014 a la entonces Isolux Infrastructure, el grupo de concesiones que Isolux y PSP tenían conjuntamente.

No obstante, a finales de 2015, y ante los problemas financiacieros que comenzaron a afectar a Isolux, los dos socios decidieron resolver esta alianza y repartirse los proyectos.

La disolución de Isolux Infrastructures culminó a comienzos de 2016 mediante un acuerdo según el que PSP se quedaba con las concesiones de autopistas e Isolux con las de líneas de alta tensión.

PSP constituyó entonces la firma Roadis con las autopistas heredadas de la antigua alianza entre las que figuraba el proyecto de Indiana en el que Isolux estaba contratado como constructora.

RESCATE SIN SOBRECOSTE.

El acuerdo alcanzado ahora por las empresas con Indiana, tras varios meses de negociación, incluye asimismo a los tenedores de bonos que se emitieron para financiar el proyecto y fija el próximo 31 de julio como la fecha en la que el Departamento de Transportes de este Estado tomará el control de la autopista.

En su comunicado, el IFA asegura que el 'rescate' de la autopista no generará un sobrecoste del proyecto para los ciudadanos del Estado, sino que lo reducirá. En concreto indicó que si bien el presupuesto incial de la autopista eran 590 millones de dólares (unos 527 millones de euros), la estimación tras el acuerdo se ha reducido hsta los 560 millones de dólares (unos 500 millones de euros).

Parte del ahorro derivará del importe que pagarán las empresas que hasta ahora tenían el proyecto y del menor interés que el organismo de Indiana pagará a los bonistas lidados al proyecto.

A partir de ahora, la prioridad de las autoridades de Indiana es garantizar el traspaso del proyecto, con seguridad para trabajadores, proveedores y el tráfico de la zona, y continuar con su construcción.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies