El juez aparta a los Ruiz-Mateos de la gestión de Clecao

Logo de Nueva Rumasa
NUEVA RUMASA
Actualizado 09/11/2011 17:56:07 CET

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha suspendido a Clecao, sociedad propietaria del inmueble de Helados Royne (Nueva Rumasa) en Leganés, en el ejercicio de las facultades de gestión y disposición de su patrimonio, que ha asumido la administración concursal, informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

Los socios fundadores de Clecao, en concurso de acreedores desde el pasado mes de mayo, son José María y Álvaro Ruiz-Mateos y este último también ha ostentado la administración única.

Los administradores concursales no tienen constancia de que los socios se hayan desprendido de sus participaciones en esta empresa dentro de la anunciada operación de venta de Nueva Rumasa al empresario Ángel de Cabo, según las mismas fuentes, aunque la familia Ruiz-Mateos afirmó que la transacción incluía todas las empresas del grupo.

Entre otros argumentos, la administración concursal solicitó la suspensión de las facultades patrimoniales de los gestores de Clecao por conflicto de intereses con Clesa, empresa propietaria de la marca Helados Royne y también en suspensión de pagos.

El juez sostiene en el auto judicial por el que acepta la solicitud de los administradores, y al que tuvo acceso Europa Press, que la "estrecha relación entre Clecao y Clesa entraña el riesgo cierto de que los administradores societarios de la primera sacrifiquen el interés de esta compañía en aras a favorecer el interés del concurso de Clesa".

De hecho, apunta que Clecao no ha acreditado que desde marzo de 2010 hayan sido abonadas las mensualidades estipuladas en el arriendo de las instalaciones en las que operaba Helados Royne, lo que constituye "una actitud que perjudica gravemente los intereses de los acreedores" de Clecao.

LIQUIDACIÓN O DISOLUCIÓN.

Según fuentes jurídicas, la administración concursal de Clecao, empresa con situación patrimonial positiva, trabaja con vistas a proceder a la liquidación o disolución de la sociedad.

El principal acreedor de Clecao es el "banco hipotecante", el alemán Deutsche Pfandbriefbank AG, que anteriormente operaba en España como Hypo Real Estate Bank.

Así, o bien se produce una ejecución hipotecaria y el banco se queda con las naves industriales o bien se venden a un tercero. Las administraciones concursales trabajan con el objetivo de vender el inmueble que ocupa Royne, propiedad de Clecao, y la maquinaria, que pertenece a Clesa, de forma conjunta.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies