Marsans pujará por Iberia si finalmente no prospera su oferta por Spanair

Actualizado 22/06/2007 14:06:16 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Marsans apostará por hacerse con el control de Iberia si finalmente SAS rechaza la oferta realizada por el grupo presidido por Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz para adquirir el 100% de la aerolínea Spanair.

En una entrevista concedida a 'Actualidad Económica', Pascual apuntó que si la oferta por Spanair no prospera, "la gran alternativa para Marsans es ir a por una gran tajada. Y en España, la única gran tajada se llama Iberia".

El propietario de Marsans precisó que ahora dedica "todo su tiempo a la operación de Spanair", pero el grupo "siempre tiene la puerta abierta por si hubiera una salida que le convenga" en la compra de Iberia. Gonzalo Pascual recalcó que no ha movido "ni un dedo" para presentar una oferta por la aerolínea presidida por Fernando Conte, pero recordó que "un empresario no puede tener en su vocabulario la palabra descartar".

Actualmente, Iberia sólo cuenta con la oferta en firme del consorcio liderado por British Airways y el fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG). No obstante, la aerolínea ha señalado no tener "ninguna prisa" en abrir sus libros al consorcio, ya que no cuenta con un estado de "debilidad financiera" para tener la necesidad de tomar decisiones de forma inmediata.

AEROLÍNEAS SALDRÁ A BOLSA

En cuanto a la posible compra de Spanair, Gonzalo Pascual ya manifestó su deseo de que Marsans no cuente con socios, ya que el grupo realizó una oferta "con idea de permanencia y de control total" de la compañía.

Con este objetivo, Pascual señaló que Marsans está trabajando ya con el Gobierno argentino para colocar en bolsa de Buenos Aires "entre un 20% y un 35% del capital" de Aerolíneas Argentinas --del que el grupo controla el 95%-- y consideró que, según un calendario "realista", el plazo para que se produzca la salida al parqué se sitúa entre los "seis meses o un año".

La financiación parece "garantizada", teniendo en cuenta la venta de Pullmantur el pasado año y la cesión de la división de cruceros a Royal Caribbean, que aportó al grupo Marsans unos 430 millones de euros.

El presidente de Marsans recalcó que la aspiración de Marsans es "ir solos a la puja" y tener así las manos "totalmente libres para hacer y deshacer". No obstante, Pascual indicó que si finalmente Marsans optara por un socio industrial o financiero, tendría que tener "vocación de permanencia". "No queremos especuladores que pretendan trocear la compañía. O todo o nada", recalcó.

Pascual explicó que la compra de Spanair tiene un significado "especial". "La hice nacer y la he presidido durante 20 años", recordó. No obstante, su actual presidente consideró que "en los negocios no hay que dramatizar ni ser demasiado sentimental".

UN GRUPO GLOBAL "CON O SIN SPANAIR"

Gonzalo Pascual apuntó que el objetivo de Marsans es convertirse en un "grupo aéreo verdaderamente global". "Lo conseguiremos con o sin Spanair. Si no se cierra la compra, no habrá problema en incorporar 30 ó 40 aviones al grupo para cumplir ese objetivo", explica Pascual.

El grupo escandinavo SAS decidió suprimir los vuelos de largo radio de Spanair después de las crisis en el sector de la aviación provocada por los atentados del 11S. En este sentido, Pascual apuntó que el mercado de largo recorrido es lo "suficientemente amplio y Spanair no tiene por qué desaprovechar esa oportunidad".

Asimismo, Pascual recalcó que la actividad de Spanair es "absolutamente complementaria con la del resto de aerolíneas del grupo" ya que la aerolínea centra su negocio en los vuelos domésticos y europeos, lo que encajaría con la actividad de Air Comet --con conexiones entre España y Latinoamérica-- y de Aerolíneas Argentinas, Aerolíneas del Sur y Austral, centradas en vuelos en el mercado sudamericano.

En este sentido, Air Comet ha ocupado el hueco que dejó Air Madrid cuando suspendió sus operaciones. La aerolínea ha puesto en marcha un plan de expansión que le ha permitido en seis meses pasar de tres rutas a un total de nueve conexiones entre Madrid y capitales latinoamericanas.

En este sentido, el consejero delegado de Air Comet, Ignacio Pascual, consideró que "la red de vuelos domésticos y europeos que tiene Spanair encaja muy bien con el objetivo de concentrar vuelos en Madrid y Barcelona para alimentar las rutas de Air Comet hacia Latinoamérica". Pascual hijo recalcó que de esta forma se complementaría el negocio de "todas las compañías, que sumarían una flota conjunta de más de 155 aviones".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies