Más de 1.000 trabajadores protestan en Zaragoza contra los recortes y exigen servicios públicos de calidad

Concentración sindical contra los ajustes del Gobierno de España.
EUROPA PRESS
Actualizado 09/09/2012 15:43:29 CET

ZARAGOZA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 1.000 trabajadores se han concentrado esta mañana en la Plaza del Pilar de Zaragoza para reclamar al Gobierno de España unos servicios públicos universales, de calidad y en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos en un acto convocado por la Mesa Sindical Unitaria dentro de la campaña de movilizaciones contra los recortes en las Administraciones públicas.

Han convocado la movilización los sindicatos AUGC, CEP, CC.OO., CSIF, GESTHA, OSTA, STEA, SUP, UGT, USAE y USO. A esta movilización seguirá otra en Madrid el 15 de septiembre.

Los participantes han acudido a la céntrica plaza de la capital aragonesa en varias columnas que han marchado, andando, en patines y en bicicleta desde distintos puntos de la ciudad. Han amenizado la concentración dos gaiteros, han actuado los cantantes Ángel Petisme y Diego Escosul y los concentrados han cantado las canciones 'Somos' y el 'Canto a la libertad', de José Antonio Labordeta.

El periodista de El Periódico de Aragón José Luis Trasobares, presidente de la Asociación de Periodistas de Aragón (APA), ha leído un manifiesto. En el acto han intervenido varios sindicalistas.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO.-Aragón, Enrique Gracia, ha declarado a los medios de comunicación que el de hoy "es un paso más frente al proceso que se está dando de deterioro de las condiciones de trabajo de los empleados públicos y, lo que es peor, de recorte de los servicios públicos esenciales".

La movilización de esta mañana representa "un salto adelante" ya que se han unido todos los sindicatos de la función pública en un acto unitario. Las políticas de recortes contra las que protestan "son innecesarias", ha dicho Gracia, quien ha añadido que "hay otras alternativas" y además "llevan al desastre a este país".

El presidente autonómico del sindicato de Administración Local de CSIF-Aragón, Carmelo Pardo, ha afirmado que la Mesa Sindical Unitaria ha trabajado para unir las distintas "mareas" de trabajadores a las organizaciones sindicales. La marcha ciclista y la concentración han sido un éxito, ha apuntado.

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, ha considerado que este acto reivindicativo ha sido un éxito "muy por encima de nuestras expectativas".

MANIFIESTO

El manifiesto argumenta que el Estado social y democrático se basa en los servicios públicos "eficaces" que garantizan el ejercicio de los derechos ciudadanos y que el Estado debe garantizar servicios como la sanidad, la educación, las pensiones, los servicios sociales y la Justicia. El texto recuerda que estos servicios públicos se financian mediante impuestos.

"La defensa de lo público, como derecho y no como bien de consumo, garantiza que las políticas estén al servicio de la ciudadanía y no de los intereses de los mercados", indica el manifiesto.

También agrega que recortar el gasto social reduciendo y eliminando servicios públicos, empeorar las condiciones de vida de los empleados públicos y destruir empleo público "supone un deterioro en la calidad de vida de la ciudadanía que castiga injustamente a todos los ciudadanos y margina a las personas y colectivos con mayores dificultades y menores rentas".

El manifiesto asegura que la opción del Gobierno de España de Mariano Rajoy ante la crisis "es equivocada, tremendamente injusta y provoca más desigualdad".

El texto expone que "la campaña de desprestigio social a la que se está sometiendo tanto a los servicios públicos como a los trabajadores del sector público nos está presentando --a los empleados públicos-- como parte del problema en lugar de un activo socioeconómico de alto valor para nuestro país", continúa el manifiesto.

Los convocantes critican el "discurso criminalizador de la función pública", que "sirve para el desmantelamiento activo de los servicios públicos en beneficio de intereses ajenos al interés general".

Asimismo, el manifiesto expresa que los recortes contra los servicios públicos "no solo suponen un despilfarro del potencial humano del empleo público y una peores condiciones en los servicios, sino que suponen un desmantelamiento del Estado social en perjuicio de la cohesión y la prosperidad, que profundiza las desigualdades sociales, implica injusticia y exclusión".

Defender a los empleados públicos "es defender la justicia social y la dignidad de todas las personas". El manifiesto exige al Ejecutivo central que obtenga ingresos fiscales "de aquellos que más tienen y no favorecer intereses mercantiles y financieros".

Los autores del manifiesto recuerdan que mediante los servicios públicos el Estado redistribuye la riqueza "que todos generamos" y son "motor de desarrollo y progreso social y económico".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies