Meliá Hotels gana 40,1 millones en 2011, casi un 20% menos

Actualizado 29/02/2012 19:31:16 CET

 

   MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La cadena hotelera Meliá Hotels International obtuvo un beneficio atribuido de 40,13 millones de euros en 2011, lo que representa un descenso del 19,9%, frente al ejercicio anterior cuando ganó 50,13 millones de euros, según informó la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

   Meliá atribuyó el empeoramiento del 31,4% en su resultado financiero respecto al año anterior a unos mayores gastos financieros, por importe de 4,4 millones de euros, y de menores ingresos por valor de 11,6 millones de euros.

   El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo alcanzó los 149,1 millones de euros, lo que supone una mejora del 5,1%, mientras que el beneficio antes de impuestos superó los 51 millones, un 20,1% menos.

   La cifra de negocio de la cadena hotelera balear alcanzó los 1.335 millones de euros, lo que supone una mejora del 6,7% con respecto al ejercicio anterior. Los ingresos del negocio hotelero aumentaron un 5,4% respecto a 2010. Durante 2011, la sociedad matriz del grupo ha abonado 9,47 millones de euros en concepto de dividendos.

   Los ingresos por habitación disponible (RevPar) repuntaron un 9%, gracias al crecimiento registrado en la ocupación, que repuntó un 6,3% y a un incremento del precio medio por habitación del 2,5% durante 2011.

   La hotelera de la familia Escarrer destacó la favorable evolución de los destinos vacacionales en Latinoamérica y Mediterráneo y el comportamiento igualmente positivo de las ciudades europeas, que explican el aumento de sus ingresos hoteleros. En España, señaló la buena evolución de Madrid y Barcelona, que compensó el peor registro de ciudades secundarias (un 13% de los  ingresos).

   Meliá subrayó que sus resultados durante 2011 han estado marcados por una evolución desigual en la economía mundial, si bien los índices de confianza procedentes de EE.UU., Japón y Alemania son "positivos".

   Así, la compañía está logrando un "buen rendimiento" en los hoteles y complejos de Latinoamérica y El Caribe, como reflejo de una tendencia al consumo de sus principales emisores (EE.UU., Canadá y Brasil). Tendencia que también constata en Indonesia, China, Japón, Rusia y Australia.

   DÉBIL MERCADO DOMÉSTICO

   En España, sus hoteles en Canarias mantienen por el momento su evolución positiva, beneficiándose de los flujos turísticos por efecto de la 'Primavera Árabe', que continuará probablemente continúe el próximo verano.

   No obstante, ante la "débil situación" del mercado doméstico Meliá mostró cautela y dijo que las próximas semanas serán "cruciales", ya que es un fuerte periodo de ventas en Reino Unido, el principal mercado emisor a España, y en Europa Central, con lo que contará con mayor visibilidad a finales de abril sobre sus previsiones.

   En Europa se refirió a la inauguración del ME London, coincidiendo con la celebración de los JJ.OO. en Londres este verano, lo que debería suponer aumentos tanto en ocupación como en precios. En París apostará por el segmento corporativo.

   PREVISIONES 2012 Y EXPANSIÓN

   Meliá prevé un crecimiento del RevPar del 5% en el inicio del año, que confía aumente por el incremento del precio medio por habitación.

   La compañía está centrada en un proceso de internacionalización y diversificación, que ha llevado a la empresa a tener una ponderación del 20% de los beneficios de explotación de los hoteles españoles y a que las pernoctaciones de residentes supongan el 28% del total.

   Meliá prevé incorporar 31 nuevos hoteles a su cartera, si bien el 87% de las habitaciones se ubicará fuera de España entre 2012 y 2014.

   En paralelo, reforzará su estrategia creando centros de operaciones regionales para fortalecer la venta en origen, lo que vendrá acompañado de la ponderación de la fuerza de ventas en España para concentrarse en los mercados emisores, con la consecuente reducción de costes estructurales.

   Dentro del Plan Estratégico 2012-2014, en España el control de costes será más riguroso se aplicará en la sede, hoteles y en el negocio de club vacacional. Meliá espera sacar así el "máximo provecho" a sus iniciativas estratégicas en su negocio fuera de España.

   Por todo ello, el despliegue futuro de la cadena será a través de fórmulas poco intensivas de capital y en el caso de que sean necesarias, a través de 'joint venture'.

   En enero, negoció nuevos vencimientos de deuda por un valor total de 25 millones de euros de varios créditos, cuya amortización estaba ya prevista para el primer trimestre del ejercicio de 2012.

   La compañía confía en el cumplimiento de sus pactos en el año 2012, debido a la evolución positiva del negocio y su rotación de activos. A finales de 2011, Meliá vendió activos a empresas mixtas con terceros en Londres, Milán y Tenerife, para reducir la deuda.

   "La compañía se encuentra en una posición inmejorable para desarrollar un nuevo Plan Estratégico que nos permita fortalecernos en una coyuntura internacional compleja y diversa y mantener el liderazgo consolidado durante las últimas décadas", afirmó el vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels, Gabriel Escarrer.

Europa Press Comunicados Empresas