Merrill Lynch advierte de que cerrará el tercer trimestre con pérdidas por la crisis 'subprime'

Actualizado 05/10/2007 22:55:04 CET

NUEVA YORK, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El banco de inversión estadounidense Merrill Lynch reconoció hoy que registrará pérdidas por acción de 0,50 dólares (0,35 euros) al cierre del tercer trimestre por la provisión de 5.467 millones de dólares (3.867 millones de euros) relacionada con inversiones 'subprime' y compromisos de financiación apalancada.

La entidad estadounidense indicó que "las desafiantes condiciones de los mercados de crédito tendrán un impacto negativo sobre sus resultados del tercer trimestre".

En concreto, el banco prevé cerrar el tercer trimestre con una pérdida de 0,50 dólares (0,35 euros) por acción por el negativo ajuste de sus posiciones en obligaciones respaldadas por deuda (CDOs) e hipotecas de alto riesgo ('subprime'), así como por sus compromisos de financiación apalancada.

Como producto de estas dificultades, la entidad explicó que se verá obligada a anotarse una provisión de 4.500 millones de dólares (3.183 millones de euros) en el tercer trimestre en relación a la pérdida de valor de los CDOs e hipotecas 'subprime', reflejando los "significativos desajustes" en estos valores afectados por un "movimiento sin precedentes" en los diferenciales crediticios y la escasez de liquidez en los mercados para este tipo de productos. La compañía informó de que ha reducido durante el presente trimestre "significativamente" su exposición a estos productos.

Además, la entidad se apuntará otros 967 millones de dólares (684 millones de euros) en relación a los compromisos de financiación adquiridos. El banco explicó que sus compromisos al cierre del tercer trimestre totalizaban 31.000 millones de dólares (21.925 millones de euros), un 42% menos que en el segundo trimestre.

"Estos ajustes de mercado afectan principalmente al negocio de renta fija, divisas y materias primas de la entidad (FICC por sus siglas en inglés), mientras que el banco prevé incrementar su cifra de negocio en un 20% en el resto de sus principales líneas de negocio", indicó la entidad.

"El impacto de las dificultades del mercado en ciertas actividades de nuestra división FICC fue mucho más severo de lo esperado a principios del trimestre", dijo Stan O'Neal, presidente y consejero delegado de Merrill Lynch. "Estamos decepcionados con nuestro comportamiento en financiación estructurada e hipotecas. Podemos hacer un mejor trabajo en la gestión del riesgo, tal y como hemos hecho con otros activos", añadió.

"Aunque la perspectiva de ingresos permanece difícil de predecir, continuamos viendo evidencias de un fuerte crecimiento a largo plazo en cada uno de nuestros negocios globales. Pese a los continuos desafíos para la financiación estructurada, estamos comenzando a vislumbrar signos de un retorno a unos niveles más normales de actividad en los mercados", afirmó O'Neal.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies