Las pernoctaciones en alojamientos rurales podrían caer un 10% en 2009, según Toprural

Actualizado 24/02/2009 14:02:18 CET

Baleares y Canarias encabezan las preferencias de los visitantes extranjeros como destino

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El número de pernoctaciones en alojamientos rurales podría caer un 10% este año, pese a que el turismo rural se ha ido consolidado en la última década y está mejor posicionado que otras modalidades turísticas para afrontar la crisis, según las estimaciones de Toprural, web de turismo rural que concentra más del 65% de la cuota del mercado.

"El año 2009 se presenta como un año de dificultades en el que habrá que hacer un gran esfuerzo para promocionar el turismo rural en el exterior y atraer al viajero nacional", aseguró el director de Comunicación de Toprural, Joseba Cortázar, a Europa Press.

Para Cortázar aunque habrá que esperar a los datos de ocupación de marzo y abril, coincidiendo con Semana Santa, todo indica que continuará la tendencia decreciente con la que se cerró el año, tras experimentar un recorte del 10,6% en las pernoctaciones el pasado mes de diciembre con respecto al mismo mes de 2007.

"La crisis está afectando al turismo rural que por primera sufre una caída de la demanda, un 2,3% menos en 2008 según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque a priori, por sus características --destinos de proximidad, con posibilidad de estancias más cortas y precios más competitivos-- parecía que iba a verse más beneficiado", aclaró Cortázar.

No obstante, señaló que la oferta se ha elevado hasta un 10% en 2008, con lo que los efectos de una menor demanda se hacen más visibles. "Hay menor demanda a repartir entre una mayor oferta y eso se nota", explicó Cortázar.

En este sentido, destacó que mientras las estancias realizadas por viajeros nacionales disminuyeron un 11,9%, las de los extranjeros crecieron un 5,9%, lo que no compensó el descenso de la demanda nacional. Actualmente, el turismo rural en España se nutre de un 90% de demanda nacional y de un 10% de demanda extranjera, del mercado inglés, francés y alemán, por este orden.

Por ello, abogó por potenciar la promoción de este tipo de alojamientos de cara a los turistas extranjeros. "El turista extranjero se caracteriza por estancias más largas, menos estacionalizadas a lo largo del año", insistió Córtazar, quién destacó que "el auge de las 'low cost' beneficia a un sector que ofrece destinos más próximos".

Baleares y Canarias encabezan las preferencias de los visitantes extranjeros como destino, mientras que Castilla y León concentra la mayor parte de la demanda nacional.

En cuanto a los precios, Cortázar auguró una tendencia a la baja, después de una subida de un 3% el año pasado, y tras un periodo de tres o cuatro años sin subidas.

HOMOGENIZACIÓN Y PROMOCIÓN EXTERIOR.

En este contexto, los propietarios de casas y alojamientos rurales se enfrentan a retos importantes. Cortázar señaló que entre los principales problemas del sector se encuentran abordar la homogeneización de la oferta y de la categorización de los establecimientos. "Existen tantas clasificaciones diferenciadas por comunidades autónomas -espigas, olivas, etc..-- que es terriblemente difícil atraer así al turista extranjero", afirmó.

Para el sector, el Plan Renove del Turismo, encaminado a la mejora de las infraestructuras turísticas, es "una medida positiva pero insuficiente". "El turismo rural en España es de calidad y su problema es más cómo promocionarse", matizó.

Cortázar opinó que los esfuerzos deberían centrarse en homogeneizar el sector e impulsar su promoción exterior, algo en lo que "propietarios, comunidades autónomas y Turespaña deberían ir de la mano". Así, destacó el ejemplo de Cataluña, que ya ha contactado con otras comunidades próximas para valorar una posible homogeneización en la categoría de establecimientos.

"Esto no quita para que se aúnen esfuerzos en la promoción exterior, sobre todo en la coyuntura actual", recalcó Cortázar. El claro éxito de marcas como la de la 'España Verde' --promoción conjunta de los gobiernos autónomos de Galicia, Cantabria, Asturias y País Vasco-- demuestran, para Cortázar, que más allá de la legislación se pueden doblar recursos para la difusión de la oferta turística.

En esta línea, Toprural ha apostado por introducirse en los mercados europeos de Portugal (2003), Francia (2005), Bélgica y Luxemburgo (2007), Andorra, Italia y Países Bajos (2008), con el objetivo de posicionarse este año en Suiza y Austria y para 2010 estar presentes en Alemania. En total, aglutinan la oferta de 45.000 alojamientos rurales en toda Europa.

Europa Press Comunicados Empresas