El PIB de EEUU creció un 3% en el cuarto trimestre de 2011

Actualizado 29/02/2012 17:53:20 CET

WASHINGTON, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La economía de Estados Unidos (EEUU) registró en el cuarto trimestre de 2011 un incremento anualizado del Producto Interior Bruto (PIB) del 3%, lo que supone dos décimas más de lo recogido en la primera estimación y su nivel más elevado en año y medio, según los datos publicados por el Departamento de Comercio, que mantiene en el 1,7% el crecimiento de la economía estadounidense en 2011.

Este incremento del PIB en los tres último meses del año superar está por encima del 1,8% que creció en el tercer trimestre y del 1,3% registrado en el periodo comprendido entre abril y junio. Sin embargo, el dato de 2011 es inferior al 3% que creció Estados Unidos en 2010.

Según el Departamento estadounidense de Comercio, el aumento el PIB en 2011 se vio impulsado por las contribuciones positivas del gasto personal de los consumidores, las exportaciones y la inversión fija no residencial, que fueron parcialmente compensadas por las contribuciones negativas del gasto público y la inversión privada en inventarios.

La desaceleración en el incremento del PIB en 2011 respecto al año anterior refleja principalmente la caída de las inversiones privadas en inventarios y del gasto del Gobierno federal, así como la desaceleración en las exportaciones, que compensaron la desaceleración de las importaciones y la aceleración de la inversión fija no residencial.

Respecto al dato del cuarto trimestre, el Gobierno estadounidense destacó las contribuciones positivas al PIB de la inversión privada en inventarios, el gasto de los consumidores, las exportaciones y la inversión fija residencial y no residencial, que se vieron en parte compensadas por la caída del gasto público. Por su parte, las importaciones se incrementaron en este periodo.

La aceleración del PIB respecto al trimestre anterior refleja principalmente un aumento de las inversiones privadas en inventarios y el aumento del gasto personal y la inversión fija residencial. Esto se vio compensado en parte, por la desaceleración de la inversión fija no residencial, la caída del gasto del gobierno federal, la aceleración de las importaciones y un mayor descenso del gasto de otras administraciones públicas.

Europa Press Comunicados Empresas